Animal Político

Mentiras y verdades del 21 de febrero

Si el TCP declara inaplicable el artículo 168 de la CPE, habrá consumado el mayor atentado a la democracia, asegura el autor.

Mentiras y verdades del 21 de febrero.

Mentiras y verdades del 21 de febrero.

La Razón (Edición Impresa) / Carlos Alarcón

02:08 / 25 de octubre de 2017

Para encubrir este atentado mayúsculo contra la democracia, el estado de derecho, el voto ciudadano y la soberanía popular, los impulsores y promotores de la violación del artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE), a fin de habilitar inconstitucionalmente al presidente Evo Morales como candidato presidencial en las elecciones de 2019, están ejecutando un fraude político contra el soberano instrumentalizado a través de un fraude procesal en el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP).

Para ello difunden varias mentiras. La primera es que existen cuatro vías de derecho para habilitar a los actuales mandatarios como candidatos a la presidencia y vicepresidencia en las elecciones de 2019. Sin embargo, eso es mentira porque no existe ninguna vía para habilitarlos constitucionalmente ya que el primer día del actual mandato (en enero de 2015) han quedado irremisiblemente inhabilitados por efecto del artículo 168 de la Carta Magna, ratificado en el referéndum del 21 de febrero de 2016 y de la Declaración Constitucional 003/2013 del TCP.

La segunda mentira es la demanda de inaplicabilidad del artículo 168 y de otras tres normas de la Constitución que nada tienen que ver con los resultados del referéndum del 21F.

Dicha demanda es otra mentira ya que el soberano con su voto mayoritario del 21F ratificó la plena vigencia, aplicación y operatividad del artículo 168, que establece que el periodo de mandato del Presidente o el Vicepresidente del Estado es de cinco años y pueden ser reelectos por una sola vez de manera continua.

Ahora, si el TCP declara dicho artículo inaplicable lo dejaría sin efecto, desconociendo el voto popular de este referéndum y usurpando las funciones del poder constituyente, al modificar de facto la Constitución.

La tercera mentira es que la inaplicabilidad del artículo 168 de la Carta Magna nada tiene que ver con su modificación o reforma, ya que al dejarlo sin efecto  equivale a una reforma de la Constitución por supresión o eliminación de dicho artículo, con efectos más intensos y radicales que los de simples añadidos y complementos a su texto.

La cuarta mentira es que el Tribunal Constitucional al conocer y resolver la demanda de inaplicabilidad del artículo 168 de la CPE está dentro de un procedimiento normal y regular, pero dicho tribunal no tiene ninguna atribución, competencia ni procedimiento para declarar inaplicables dichos artículos de la CPE.

Por el contrario, el TCP está obligado a preservarlos, garantizarlos y salvaguardarlos, y tomando en cuenta que en el presente caso ya aplicó dos veces el artículo 168, una en 2013 con la Declaración Constitucional 003/2013 y otra en 2016 con la aprobación de la pregunta del referéndum del 21F, con la sola admisión de la demanda de inaplicabilidad ha cometido una transgresión gravísima contra la Constitución y sus propias bases de legalidad y sustentación y, si en los próximos meses, en su sentencia, declara inaplicable el artículo 168 de la CPE, habrá consumado el mayor atentado contra la democracia, el estado de derecho, el voto ciudadano y la soberanía popular.

La quinta mentira es que el presidente Morales tiene el derecho humano a postularse como candidato presidencial indefinidamente porque los derechos humanos son los más básicos de todos y los más universales corresponden a todos los seres humanos por igual, independientemente de su edad y nacionalidad, como los derechos a la vida, integridad corporal, libertad de conciencia, pensamiento y expresión, etc.

La sexta mentira es que hay una contradicción entre los derechos políticos del Pacto de San José de Costa Rica con el artículo 168 de la Constitución porque la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el caso del expresidente de Guatemala Rios Montt rechazó su denuncia afirmando que no existe tal incompatibilidad ni violación a sus derechos políticos ni a los de sus electores que quisieran votar por él, inclusive si la prohibición de reelección se aplicaría de por vida.

  • Carlos Alarcón es abogado constitucionalista

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia