Animal Político

Jorge Tuto Quiroga: 'El peligro es que Evo Morales vuelva en 2025'

El exmandatario augura los peores días de su vida a Áñez y su gabinete, entre Carnaval y Semana Santa.

Jorge Fernando Quiroga Ramírez

Jorge Fernando Quiroga Ramírez

La Razón (Edición Impresa) / Iván Bustillos es periodista

00:00 / 19 de febrero de 2020

Jorge Tuto Quiroga de nuevo es candidato a la Presidencia. Estuvo en las lides electorales de 2005 y 2014, con Podemos y el Partido Demócrata Cristiano (PDC); no se presentó en 2019 porque —asegura— se negaba a avalar con su participación dicho proceso. Es un vehemente opositor a la reelección inmediata, ello es “veneno” para Bolivia en las actuales condiciones, asegura; reivindica sus gestiones de Vicepresidente (1997-2001) y Presidente (2001-2002) como de las más productivas; al margen de las encuestas, o, mejor, contra ellas, enfatiza que el voto debe decidirse en el debate de las propuestas, de los programas. Puede firmar, dice, que el MAS no será gobierno en 2020, pero su mayor temor es que el partido de Evo Morales vuelva al poder en 2025.

—¿Por qué su candidatura? Dos encuestas (diciembre y enero) lo ubican en último lugar.

—En Bolivia, parte del fraude del MAS han sido las encuestas publicadas; yo nunca he comentado encuestas porque sé cómo se hacen, cómo se cocinan, cómo se manipulan; y sé la diferencia entre una encuesta para investigar el sentimiento público y una de inducción electoral publicada. Si algo debería hacer el Tribunal Electoral es, por lo menos a las empresas que estaban registradas y publicaban encuestas, pedirles que le den una explicación a la opinión pública. Te puedo mostrar cómo después de que [encuestadoras] fallaron la predicción del brexit en Inglaterra y el referendo de paz en Colombia, tuvieron que hacer un ejercicio de mea culpa y explicar qué falló. Y así como la gente que entra en la función pública tiene que hacer su declaración jurada de bienes, las firmas encuestadoras que se registren, deberían hacer declaración jurada de quiénes son sus clientes.

—¿Su candidatura...?

—¿Por qué estamos en la candidatura? Porque estamos en un momento crítico, donde del próximo gobierno que elijamos dependerá si volvemos a caer en garras de la tiranía, el autoritarismo y la autocracia, o si lanzamos un proyecto de 20, 30 años, de país con democracia y libertad. Y si yo creyese que alguna otra opción puede garantizar reconstrucción económica, reparación democrática, bienestar social y un posicionamiento internacional firme [los cuatro pilares de su programa de gobierno], no tengo obsesión personal de cargos, tengo la obsesión de que mi país sea democrático y viva en libertad.

—Mucho hará la campaña.

—Los únicos que hasta ahora hemos presentado una propuesta detallada, en video, desde el 9 de enero, somos nosotros; el resto, por formalidad ha hecho una presentación a la Corte [Tribunal]; yo he cumplido esta formalidad, pero tres semanas después de hacer explicaciones recorriendo canales; otros, como has visto, están haciendo plagios, refritos, recalentados. Yo creo que es hora de debatir propuestas, y lo que espero fervientemente es que en marzo tengamos debates, porque la gente tiene que votar en función de escuchar propuestas y no consignas, y menos encuestas.

—De todos modos, ¿no está dando pie a la dispersión del voto?, ¿por qué fracasó la cita de Santa Cruz, por ejemplo?

—No. Primero, nadie ha votado todavía, nadie ha dispersado nada. Yo le aconsejo a la gente, de verdad: no se dejen llevar por encuestas publicadas, que han sido parte sistemática del fraude de Evo Morales. El año pasado había más partidos que ahora, y la gente supo votar, cuando estaba Evo Morales en el poder, con el uso y abuso de recursos del Estado. Hay que dejar de pintar el diablo en la pared y disfrazarse de exorcista. El MAS no va a ser gobierno, firmado, garantizado, oleado y sacramentado, en esta elección; el peligro es la próxima. Créeme que esta elección va a dar un presidente que no será del MAS; la pregunta es: ¿va a ser un presidente con proyecto de país, con propuesta clara, de liderazgo, con claridad, con firmeza, para garantizar que no vuelvan, como volvió Cristina en Argentina u Ortega en Nicaragua, o va a abrir un nuevo ciclo de democracia, libertad, progreso y prosperidad? Esa es la decisión, y por eso estoy entrando en esto, porque estoy absolutamente convencido de que tengo la propuesta para concentrar el voto, para avanzar en esa dirección. 

—Aunque eso dicen todos...

—Sí, pero muéstrame la propuesta; muéstrame a alguien, un mensaje, un video. No es cuestión de decir, es cuestión de mostrar la propuesta, explicarla; y lo otro: ¿cuál es la capacidad y credibilidad que tiene la persona [el candidato]? Porque yo no me siento a leer un papelito que alguien me lo ha hecho, yo me siento a escribirlo, porque yo he tenido la experiencia pública.

—¿También cree que Jeanine Áñez candidata va contra la igualdad en esta elección?

—Me opongo a la reelección, no sería correcto que ahora la apoye porque es un gobierno que no es Evo Morales; yo no ajusto mis principios en función de quién es la persona, me da lo mismo, que sea Maduro, Chávez, Ortega o Jeanine Áñez; yo creo que la reelección inmediata en países sin la madurez republicana es veneno. Por eso tomé una posición pública clara. Combatir al MAS haciendo más de lo mismo que hacía el MAS, valga el trabalenguas, no es correcto. Yo he cuestionado, una y otra vez a Morales por usar al gobierno para su campaña. Por eso he propuesto el proyecto de ley, hay que eliminar la reelección inmediata; lo hice en septiembre.

Ojalá que el MAS se avenga y que entiendan que es un tema de futuro, no es castigar a Evo, él ya está castigado. Lo que no cabe duda es que se extendió el mandato [de Áñez], y todos trabajamos para hacerlo, para hacer la transición, no para que sirva de trampolín, y eso critico.

—La postulación de Áñez también complica la gestión...

—Algo que vas a ver en marzo-abril: problemas presupuestarios enormes; las épocas normalmente más complejas para un gobierno son entre Carnaval y Semana Santa; es la rutina: demanda salarial, de jubilación, de condonación de deudas, demandas regionales, más presupuesto de inversión. Evo Morales durante años ha enfrentado esto con legitimidad electoral, con plata del gas, con control de los sectores sociales e instituciones y con mayoría parlamentaria. Hoy día, este gobierno de transición, que solo tenía que hacer elecciones, esos días va a tener que enfrentar todas las demandas sin legitimidad electoral, sin plata, sin mayoría parlamentaria y sin influencia, digámoslo así, con los sectores sociales; verás un cuadro tremendamente complicado, que se va a producir porque [Áñez y Juntos] están en campaña; porque si el gobierno hubiera sido solo de transición, la respuesta hubiera sido sencilla: ‘estoy haciendo elecciones, señor sector, señora policía, vaya a hablar al próximo gobierno’; ahora ya no, más bien tiene que hacer un programa de gobierno, tiene que hacer promesas. ¿Y qué le van a decir? ‘No, no. No espere los próximos cinco años, ahora deme’. Acuérdate de mí: van a pasar las peores semanas de su vida la Presidenta y el gabinete, porque están en una situación muy compleja.

—El 3 de abril se vuelven a reunir. ¿Qué harán? Porque es como si lo hubieran dejado a las encuestas; viéndolas, dirán ‘ahora a quién le toca bajarse’, quién tenga peor intención de voto... 

—No voy entrar en esa especulación, lo que hay que hacer es campaña; primero que la gente escuche las propuestas. Yo entiendo lo que la gente está diciendo, pero creo que a veces no entiende que Bolivia ha cambiado, en dos sentidos: primero, que tiene que haber integración indígena, nunca más se puede gobernar Bolivia sin indígenas, y mejor si son mujeres, como Tomasa Yarhui [su candidata a vicepresidenta], y mejor si conocen la vida dura, porque ha crecido en una comunidad rural y cuando se fue a educar a Sucre, le cortaron las trenzas; a ella no le han explicado la discriminación, la ha sufrido.

—¿El segundo cambio? 

—El otro cambio es entender que nunca más elige presidente el dirigente [de un partido]. No se han dado cuenta de que hemos cambiado la Constitución, que antes en la democracia pactada la gente se frustraba, pues  si votabas por Goni Sánchez pensabas que era contra Jaime Paz, o al revés, pero después ellos se juntaban en cogobierno. Ahora ya no hay eso, hay segunda vuelta, si nadie acumula y concentra suficiente votación en primera vuelta, la gente elige presidente, ya no más el dirigente, un comité cívico, un gremio; es la gente la que va a elegir, en base a propuestas; esa es mi apuesta: que vote por la propuesta, ¡vamos al 3 de mayo!, si concentramos el voto bien, y si no, la gente elige en segunda vuelta.

—Aunque queda la herencia de la primera vuelta con Asamblea ya conformada.

—Agradezco la pregunta. Yo era vicepresidente y tenía 11 senadores  de 27, y 30 diputados de 130. Hice 155 designaciones por dos tercios, los mejores de Bolivia, creé el Tribunal Constitucional, la Defensoría del Pueblo. Si tienes una buena propuesta, la explicas y la opinión pública te acompaña... no tenía ni la mitad del congreso y puse a Ana María Romero de Campero en la Defensoría del Pueblo, Amparo Ballivián en Aduana; a José María Bacovich en Caminos, entre otros. Si tienes una buena propuesta, buenos nombres y no estás buscando cuotear, se puede poner gente buena. Hay que dejar de ver el Congreso, como ha hecho Evo Morales, como el sello seco para levantar la mano, tú sabes que hay gente del MAS que no ha hecho el uso de la palabra hasta que cayó Evo Morales. Ellos también estaban sometidos. Ese principio de que el Congreso tiene que ser un rodillo y levantar la mano es terrible; hay que discutir, persuadir, votar y concertar. Es una sicosis que ha quedado: ‘tengo que tener rodillo para hacer lo que me da la gana’, eso es profundamente antidemocrático.

Jorge Tuto Quiroga. Celebra que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) haya admitido el pedido de opinión consultiva sobre si la reelección es un derecho humano. Fue el presidente de Colombia, Iván Duke, quien hizo ese pedido, pero a propuesta y gestión de Jorge Quiroga.

Datos

Nombre: Jorge Fernando Quiroga Ramírez

Nació: En Cochabamba, el 5 de mayo 1960.

Profesión: Ingeniero Industrial.

Ocupación: Candidato a la Presidencia por Libre 21.

Perfil

Es la tercera vez que se presenta como candidato presidencial, ya lo hizo en 2005 y 2014; la alianza que ahora formó es Libre 21 Libertad y República.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia