Animal Político

En Bolivia, Suecia es líder en el enfoque en masculinidades

La cooperación sueca en el país también fortalece a la democracia y los derechos humanos.

Karin Höglund y Tommy Strömberg.

Karin Höglund y Tommy Strömberg. Foto: Álvaro Valero

La Razón (Edición Impresa) / Iván Bustillos es periodista

00:00 / 03 de abril de 2019

Más de 20 años lleva la cooperación de Suecia en Bolivia a través de su estatal Agencia Sueca para el Desarrollo Internacional (ASDI). En su Estrategia de Cooperación 2016-2020 con el país, Suecia despliega su actividad en tres ejes: el apoyo político institucional, la cooperación en medio ambiente y la ayuda contra la pobreza. La semana pasada estuvieron en el país para revisar la relación bilateral la jefa del Departamento de las Américas de la Cancillería Sueca, Karin Höglund (KH), y el embajador recurrente en Colombia, Tommy Strömberg (TS). Aparte del aspecto técnico de la visita, no pasa por alto la explícita, oficial, identificación feminista de su política exterior.

— Suecia le da especial importancia a la cooperación, parece.

— (TS) Suecia es uno de los mayores socios del sistema de la ONU; estamos entre el primer y cuarto donante a nivel global. (En Suecia) hay una convicción muy fuerte de que la ONU juega un papel importante internacionalmente, como representante global de deseos de desarrollo, paz y derechos humanos; por eso la ONU es uno de nuestros socios más cercanos en la cooperación.

— Dice que por ley destinan 1% de su PIB a la cooperación.

— (TS) Es importante decir que la cooperación con donaciones es una cosa, y las relaciones, otra; pero sí, esa cifra del 1% es una decisión del Parlamento, se mantiene desde hace varios años y está por encima de la meta global; estamos entre los cinco o seis países que superamos ese porcentaje. Y hay un consenso, prácticamente todos los partidos políticos están de acuerdo en que esta es una buena política, y la población apoya.

— La cooperación beneficia a ambos lados, dicen ustedes.

— (KH) Podemos decir que estamos construyendo una relación de socios, lo que queremos ser es socios, en el sentido más amplio; en el concepto de ser socios se trata de construir relaciones, eso es beneficioso para ambas partes.

— (TS) En este momento el enfoque que tenemos es de sostenibilidad, un enfoque más allá de la cooperación para el desarrollo; en la misma línea o lógica de la Agenda 2030 [de Desarrollo Sostenible de la Organización de Naciones Unidas]; estamos trabajando con el Ministerio de Medio Ambiente y Agua y con el de Desarrollo Urbano; hemos creado socios, y ahora lo que podemos ofrecer son soluciones tecnológicas buenas para el medio ambiente, para el ser humano, para la economía; una mezcla de cooperación-donaciones, pero también una oferta comercial.

— (KH) Tenemos una buena reputación, que hemos logrado a través de la cooperación aquí en Bolivia, donde trabajamos por muchos años. Y quisiéramos, en el buen sentido, aprovechar de esa buena reputación para ampliar las relaciones.

— ¿Qué destacan en la cooperación política?

— (TS) En el tema de democracia, trabajamos para fortalecer algunos procesos, como las autonomías, o el Órgano Electoral. En derechos humanos, hay trabajo en parte con la sociedad civil, con mujeres y jóvenes; pero también vale la pena destacar que aquí en Bolivia, Suecia es líder en un trabajo que es bastante innovador, que es el enfoque en masculinidades…

— Trabajo en masculinidades; eso iba a preguntarles…

— (TS) Suecia tiene larga data de trabajo con la cooperación en igualdad de género, enfocado en mujeres; nuestra propia experiencia nos ha enseñado que eso está muy bien, pero no es suficiente: también hay que trabajar en lo que es ser hombre en 2019. En el tema de género, representamos a un gobierno feminista, una política exterior feminista; no soy obligado pero soy un embajador feminista también. El tema es ese: vemos que para tratar las desigualdades hace falta la participación de todos.

— Es muy significativo esto de plantear lo de la masculinidad.

— (TS) Sí, para mí personalmente y para nosotros no es tan extraño, pero en el contexto de culturas distintas a veces es algo nuevo cuando uno lo plantea; lo importante no es sobreponer lo uno sobre lo otro, sino mostrar los beneficios de todos, de una inclusión de todos y todas. Y para incluir a las mujeres en la sociedad, obviamente que tienen que participar los hombres, y al revés en distintos ámbitos. Hemos traído una exposición de fotos de papás suecos cuidando niños, y eso está bien para el papá; yo tuve licencia paternal con mis hijos, para mí está bien, para mis hijos está bien, para la familia está bien; y entiendo un poco lo que hace mi esposa y ella entiende lo que hago yo. La organización Promundo tiene investigaciones sobre cómo eso disminuye la violencia intrafamiliar; esos son hechos concretos de cómo la participación del hombre en la economía de cuidado tiene esos beneficios; pero también hay otras cosas como el crecimiento del PIB. Los países nórdicos, según la OCDE, hemos tenido un crecimiento mayor gracias a la participación de la mujer en el mercado laboral. Hay muchas ventajas, y eso es lo que estamos compartiendo.

— (KH) Y también investigaciones que claramente muestran que si uno involucra a mujeres en procesos de paz, en la formulación de los acuerdos de paz, después la paz va a ser más duradera, sostenible; es un asunto que Suecia ha empujado, liderado en los dos años que estuvo como miembro no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU.

— ¿Por qué dicen ‘gobierno feminista’? ¿Es una política de gobierno, mandato de Estado?

— (KH) Es una política, un estilo de vida; está permeando todo el trabajo del Gobierno; una política del actual Gobierno, de más de cuatro años.

— (TS) Son las dos cosas; como dice Karin, ‘permea’ toda la política; es una política de este Gobierno, cuatro años y los siguientes cuatro años. Este Gobierno enfatizó en denominar “política feminista exterior”, es una política casi de Estado, trabajar con igualdad e inclusión.

— (KH) Está en nuestro ADN. Tal vez la denominación “política exterior feminista” provocaba algunos comentarios, inicialmente; pero ya no es así, no es algo polémico.

— En desarrollo sostenible, vinieron a presentar un proyecto de tratamiento de aguas residuales.

— (TS) Es el mejor ejemplo de cómo hemos pasado de una cooperación tradicional para el desarrollo de donación a una cooperación más allá, sostenible; se basa en el contacto y en el conocimiento de décadas del sector del agua [en Bolivia].

— ¿Está en proyecto, en diseño final?

— (TS) Es un proyecto a largo plazo; los estudios ya están avanzados; según tengo entendido, el diseño de estructura está llegando este año a su fase final o casi final. No es solo la construcción de una planta; es una relación y una construcción conjunta de nuevas normas, de una política pública. Estamos fascinados por lo que esto puede significar para La Paz; hoy nos hemos reunido también con el Canciller, y hemos hablado con él sobre las diferentes posibilidades de ofrecer soluciones sostenibles en temas de agua, saneamiento, residuos sólidos, energía.

— Uno de nuestros mayores problemas es el tratamiento de aguas residuales…

— (TS) Para nosotros no es un problema, es un recurso. De aguas residuales se puede sacar energía, lo mismo de residuos sólidos; en Suecia, 1% va al depósito; en Suecia ya no hay depósitos o hay muy poco. Primero se recicla, se re-usa, se usa los diferentes materiales y se quema la última parte para hacer energía; importamos residuos, porque es un recurso, no es un problema.

— (KH) Tal vez el agua no es un problema para nosotros, pero tiene mucha importancia para los suecos, y podemos también beneficiarnos y juntarnos [con Bolivia] en ese interés común.

Karin Höglund. En el Consejo de Seguridad de la ONU introdujimos cosas muy sencillas, como que las presentaciones las hagan mujeres, tarea siempre dada a hombres; y tuvo muy buen impacto.

Datos

Cargo: Jefa del Departamento de las Américas de la Cancillería de Suecia.

Perfil

Trabajó mucho tiempo en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Suecia.

Tommy Strömberg. Suecia depende en un 50% del comercio con el resto del mundo, por eso somos amigos con los que quieren abrir esas posibilidades. Apoyamos a quienes quieren hacer negocio con nosotros.

Datos

Cargo: Es embajador recurrente en Bolivia, a la fecha radica en Colombia.

Perfil

Antes de embajador fue jefe de Recursos Humanos de la Cancillería sueca.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia