Animal Político

Tras El Alto productivo

Gustavo Morales es el exconcejal del municipio de El Alto que en 2006 impulsó la creación en este gobierno local de la Oficialía Mayor de Promoción Económica.

Gustavo Adolfo Morales

Gustavo Adolfo Morales Foto: Wara Vargas

La Razón (Edición Impresa) / Iván Bustillos Zamorano es periodista

00:00 / 09 de abril de 2017

Si hay algo que el exconcejal alteño y exviceministro de Servicios Básicos y Agua Potable Gustavo Adolfo Morales destaca de El Alto es el empuje e ingenio productivo de la gente que habita la también llamada Capital Aymara de Bolivia.

Morales fue uno de los dos concejales por el Movimiento Al Socialismo (MAS) en el municipio de El Alto entre 2005 y 2008 (el otro era Wilson Soria), aquella vez en que el partido de gobierno era minoría absoluta frente a Plan Progreso (PP) de José Luis Paredes, que tenía 8 de 11 concejales. Morales, con todo, llegó a ser presidente, durante dos años, del Concejo Municipal alteño.

Como concejal, “y aún antes”, Morales asegura que su objetivo era “apoyar de manera decidida a los sectores productivos alteños, a los artesanos, a los metalmecánicos, a los madereros y a la empresa privada de El Alto”. 

Morales está convencido de que El Alto es una de las ciudades de mayor potencialidad productiva, “de hacer producción a escala interesante, porque hay ‘insumo’ si podríamos llamarlo así, pero de un valor impresionante, que es la mano de obra; la mano de obra alteña es de altísima calidad”, sobre todo en cuatro sectores: metalmecánica, madera, cuero y los artesanos en confecciones.

La producción a la fecha está destinada a mercados tanto del interior como del exterior del país.

Junto con dichos sectores laborales, en 2006 Morales impulsó la creación de la Oficialía Mayor de Promoción Económica. “Generamos las condiciones para hacer el Plan Estratégico Productivo de El Alto, con la participación tanto de estos sectores como de los empresarios de El Alto; la conjunción del empresariado y el artesanado”.

Luego, de junio de 2008 a enero de 2009 fue nombrado viceministro de Servicios Básicos y Agua Potable. La idea central aquí era, recuerda, que el cien por ciento de la población, urbana sobre todo, tenga acceso a agua potable permanente y de calidad, agua buena las 24 horas.

Morales también participó de los trámites en Italia por conseguir financiamiento e interés de las empras europeas en el megaproyecto de agua Misicuni, en Cochabamba.

“En septiembre de 2008 estuvimos en Italia para conseguir financiamiento para Misicuni; en esa gestión tomamos la decisión de convencer al Presidente (Evo Morales) para que pudiéramos ir a Italia”; el exviceministro revela que aquella vez se había proyectado concluir con dichas obras en 2012.

En agosto de 2012, precisamente, Morales fue de nuevo nombrado esta vez como viceministro de Agua Potable y Saneamiento Básico; pero por un desencuentro que tuvo con un sector de El Alto presentó su renuncia al cargo.

Morales nació en la comunidad de Takichiri, en Sud Chichas, departamento de Potosí. Es de esos chicheños que cuando se le pregunta si es potosino, medio en broma medio en serio no duda en responder: “Chicheño, por favor, no potosino”. Pero vive en El Alto desde 1971.

Morales se define como “Ciudadano alteño”. Bilingüe, castellano y aymara, Morales tiene como emblema la frase: aruskipt’asipxañanakasakipunirakispawa, que él traduce como “estamos obligados a comunicarnos porque somos seres humanos”.

Perfil

Nombre: Gustavo Adolfo Morales

Nació: 25 de julio de 1963

Ocupación: Comunicador, antropólogo y abogado

Familia

El exconcejal alteño y exviceministro del Agua tiene tres hijos, dos varones y una mujer. “Los dos mayores están en la universidad a punto de ser profesionales y mi hija todavía está en cuarto de secundaria”, dice. 

Las malditas redes sociales como fuente informativa

Rubén Ariñez, es periodista

Hasta hace algunos años, los funcionarios de las oficinas de comunicación gubernamental tenían entre sus funciones el convocar o comunicar a los periodistas de los medios de comunicación y las agencias noticias sobre las conferencias de prensa u otros eventos relacionados con la autoridad de turno. No era raro recibir llamadas telefónicas de procedencia desconocida y a altas horas de la madrugada que servían para ese efecto. Hoy, el “wasap” (WhatsApp), el “feis” (Facebook) y el “tuiter” (Twitter) los han reemplazado sin piedad y pena alguna.

La avalancha de las nuevas tecnologías y aquello que el estadounidense Brooks Stevens, en la década de los 50 del siglo pasado, denominaría como “obsolescencia programa” son los culpables.

El especialista definiría a ese nuevo paradigma del mercado como la forma de “crear un consumidor insatisfecho con el producto que ha disfrutado, que lo venda de segunda mano y que compre lo más nuevo con la imagen nueva”.

Eso fue lo que le dio fuerza a este nuevo aparato de información que hoy es, inclusive y sin reparos, fuente de información.

Hasta cierto punto no es malo. Se han acortado las distancias en todo sentido. Cualquiera, hoy, puede acceder a la fuente primaria de la noticia que tuitea, que “facebuquea”, que ahora “wasapea”. De hecho, mandatarios como Evo Morales, Rafael Correa y el mismo Donal Trump expresan criterios por Twitter; empero hay riesgos... y de los peores que se pueda saber.

El jueves de la semana que cierra, Robert Carmona-Borjas, abogado venezolano, académico y escritor, se lanzaba una dizque “primicia” al informar que el presidente Morales había fallecido: “Última hora: Falleció el presidente Evo Morales en Cuba. La justicia divina ha sido más efectiva que los esfuerzos democráticos regulares” (sic), escribió el que fue considerado un opositor a los gobiernos (dizque) progresistas de la región.

El venezolano no rectificaría la noticia luego de que el ministro de la Presidencia, René Martínez, confirmará que el Mandatario estaba de buen ánimo y a la espera de su cirugía del nódulo en la garganta.

Empero, el daño y el pánico habían cundido. No es “nomás” usar las redes sociales con displicencia pues es urgente que si tu madre te dice, por “wasap”, que te ama, lo compruebes, por lo menos ¡caray!

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia