Sociedad

La pobreza extrema castiga a una familia y se lleva a Eva

Alan, de 19 años, es el sostén de una familia de ocho miembros, donde se come solo cuando el joven encuentra algún trabajo temporal. Su hermana Eva (12) murió desnutrida y sus padres quedaron postrados en cama.

Velan los restos de Eva, quien murió por desnutrición crónica

Velan los restos de Eva, quien murió por desnutrición crónica

La Razón Digital / Carlos Corz / La Paz

18:35 / 17 de marzo de 2017

Un cuarto de 4 por 4 metros fue testigo de una dramática situación que salió a la luz pública tras la muerte de una niña de 12 años por falta de alimento.

Sus padres estaban postrados en cama y solo uno de los miembros de la familia, su hermano Alan, de 19 años, salía a trabajar para llevar algo que comer a casa, cuando se podía. Era ayudante de albañil, pero su contrato acabó y tenía dificultades para conseguir otro trabajo.

Además de Alan, Antonio, de 13 años; Andrés, de 8; Serafina, de 7; Paola, de 13 y Eva, de 12 años, vivían junto a sus padres en medio de la miseria en la zona de Junt’uma, en la ciudad de El Alto. Toda la familia Quino en medio de la miseria absoluta.

Eva murió hace unas horas. La autopsia determinó que la causa fue desnutrición crónica, aunque además padecía de ataques de epilepsia. “Desde el 2013 mi hermana sufría convulsiones (por epilepsia) a causa de una lesión en el cerebro, creo que se cayó de las gradas del colegio. Le daba hasta ocho convulsiones cada día. En la última semana ha perdido el apetito”, contó Alan a los medios que asistieron al velorio de su hermana.

Cuando las autoridades detectaron el caso, encontraron que sus padres estaban postrados en cama debido a los padecimientos en su salud, que se fueron agudizando por falta de recursos económicos para su tratamiento. “Como anemia tenía, a veces comíamos, a veces no”, contó la madre desde su lecho del hospital a donde fue evacuada junto a su esposo, también afectado por un mal crónico que lo mantuvo desde hace tiempo sin poder trabajar.

Desde entonces Alan asumió la responsabilidad de sacar adelante a la familia, no obstante las dificultades que implica conseguir una fuente laboral a su edad. A sus 19 años ayudaba en trabajos de albañilería y hasta que terminó su contrato tenía algo seguro en cuanto a ingresos, pero se acabó la construcción y con ello la comida para la casa. Buscó y no logró encontrar nada estable.

Sus hermanos dejaron la escuela, precisamente por la falta de ingresos y estaban condenados a comer cuando se podía. Los otros días solo agua.

Ana María Saavedra, directora de Género de la Defensoría de la Niñez de El Alto, relató que la familia vivía en extrema pobreza. Los menores fueron llevados a un hogar municipal, donde son sometidos a exámenes médicos para conocer su estado de salud.

“Ellos han entrado en un profunda depresión y han dejado de trabajar”, afirmó Saavedra, sobre la situación de la familia Quino.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de El Alto, coronel Erick Millares, informó que la Alcaldía asumió la responsabilidad del cuidado temporal de los menores.

“Mis padres han enfermado, nos hemos quedado sin casa”, contó Alan, quien se movilizó en los últimos días para sacar los restos de su hermana de la Morgue. Es velada en la subalcaldía del Distrito 8 de El Alto y este sábado será sepultada.

“Por favor que me colaboren con una casa, un cuarto, hasta que me recupere”, pidió el padre desde su lecho en el hospital.

Gestión Social del Ministerio de la Presidencia se involucró en el caso y anunció apoyo a la familia. La exministra Virginia Velasco, responsable de Gestión Social, anunció que la administración de Evo Morales dispuso apoyar a la familia con una vivienda y trabajo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia