Sociedad

Los conflictos y la crisis causan estrés, ansiedad y depresión

Bloqueos, marchas, cacerolazos, petardos, vigilias, barricadas y enfrentamientos tuvieron sus efectos en la salud mental de la población. Por ello, Paulo Romero y 11 psiquiatras de la Sociedad dan atención gratuita a los afectados hace 10 días.

Una persona en los conflictos sociales

Una persona en los conflictos sociales Foto: Álvaro Valero-archivo

La Razón (Edición Impresa) / Guiomara Calle / La Paz

09:15 / 22 de noviembre de 2019

La depresión, la ansiedad y el estrés agudo son los problemas más comunes de las personas afectadas por los conflictos que acuden a los especialistas de la Sociedad Boliviana de Psiquiatría Filial La Paz, que hace 10 días comenzó una campaña gratuita. El equipo atiende a diario entre dos y tres pacientes en la sede de gobierno.

“Es una situación particular la que estamos viviendo en el país y está estresando a la gente. El temor juega ahora un papel importante. Los seres humanos vivimos bajo ciertos parámetros y entre ellos está la búsqueda de la seguridad y la estabilidad, pero las épocas de crisis desestabilizan todo”, explicó el presidente de la Sociedad Boliviana de Psiquiatría Filial La Paz, Paulo Romero.

Desde hace un mes, el país atraviesa por una serie de conflictos debido a los resultados electorales, los indicios de fraude, la renuncia de Evo Morales a la presidencia y la posesión del Gobierno transitorio. Todo ello derivó en una violencia escalonada que hasta ayer dejó 31 muertos y al menos 700 heridos.

Bloqueos, marchas, cacerolazos, petardos, vigilias, barricadas y enfrentamientos tuvieron sus efectos en la salud mental de la población. Por ello, Romero y 11 psiquiatras de la Sociedad dan atención gratuita a los afectados hace 10 días.

El especialista apuntó que la condición más común del grupo atendido es el trastorno depresivo, que se da cuando la persona ya no disfruta de las actividades placenteras y cotidianas de la vida, siente menos energía y dificultades para concentrarse, además de falta de sueño y de apetito.

Le sigue el trastorno de ansiedad, caracterizado por una atención y preocupación excesiva de lo que ocurre, y la anticipación a resultados catastróficos. La opresión en el pecho, temblores, sudoración, dolores de cabeza y musculos son otros síntomas.

El estrés agudo es la tercera condición más recurrente. “Comparte algunas características de los anteriores trastornos pero ésta en una categoría diferente, porque puede derivar en un trastorno postraumático (causa temor aún haya pasado el peligro) y se presenta en personas que hayan estado expuestas directamente a un riesgo (policías, militares, movilizados)”, detalló Romero.

Agregó que incluso atendieron a dos pacientes que desarrollaron cuadros psicóticos (personas que están fuera de la realidad).

Los niños, los ancianos y las mujeres son los grupos poblacionales más afectados, pero por otro lado está la gente en confrontación, los uniformados.

De las personas atendidas, algunas solo necesitan ser escuchadas y otras, medicación. “Cuando son casos leves y moderados se les explica que no tenemos el control de la situación, que hay que tratar de continuar con nuestras actividades y que esto va a pasar. Pedimos a la población lo mismo, que vaya a trabajar, a estudiar, obviamente con cuidados”.

Recomendaciones

  • 1. Mantener la vida lo más normal posible; si se puede ir a trabajar o a estudiar, hay que hacerlo con los cuidados.
  • 2. Si la persona se asusta demasiado con mensajes o videos de RRSS, es mejor evitar internet por un tiempo.
  • 3. Promover la tolerancia y evitar responder a una persona que piensa diferente. No tomar dichos de forma personal.
  • 4. Adecuar el lenguaje a la edad de los niños para explicarles los conflictos. Siempre es mejor hablar con ellos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia