Así va la vida

Abejas se alimentan con extracto de canela

En el parque Triangular cuidan que no desaparezcan estos insectos. De acuerdo con la bióloga Gabriela Villanueva, estos insectos himenópteros van al negocio atraídos por la sacarosa, ante la carencia de flores.

Una abeja bebe extracto de canela.

Una abeja bebe extracto de canela. Foto: Pedro Laguna

La Razón (Edición Impresa) / Marco Fernández / La Paz

13:16 / 11 de marzo de 2019

Un día de sol pleno es ideal para disfrutar de un helado en el parque Triangular, en Miraflores. Eso lo saben bien los clientes de las heladerías y también las abejas, que suelen alimentarse con extracto de canela.

“La gente nos conoce por nuestras abejas, a las que les encanta el fresco de canela”, cuenta Vidal Rojas, uno de los empleados de la Reyna de los Helados, un quiosco que se encuentra al frente del estadio Obrero.

Con el sol intenso de la tarde, varias personas hacen fila en torno al negocio para adquirir un helado de canela, vainilla, maracuyá o leche. En cambio, los insectos vuelan de forma desordenada entre los clientes y los productos.

Humberto Silvestre tiene a estos seres voladores como acompañantes desde que empezó a vender helados de canela en 1983. “En los años que preparo el producto con mi papá he notado que las abejas se acercan por el aroma de la canela y por el dulce”, dice Edwin, hijo del dueño de la Reyna de los Helados.

“Las abejas son primordiales para el ser humano porque sin ellas no habría frutas ni flores, incluso podríamos extinguirnos todos”, reflexiona Edwin, quien posibilita que a estos seres no les falte el líquido dulce.

Mientras Vidal y su ayudante atienden a sus “caseritos”, Jonathan Santos (el otro empleado) coge una jarra con extracto de canela, se acerca a la tapa de plástico donde vuelan los insectos y, con cuidado, echa el líquido rojo, que suele ser consumido en 20 minutos.

  • Un empleado alimenta a los insectos.

De acuerdo con la bióloga Gabriela Villanueva, estos insectos himenópteros van al negocio atraídos por la sacarosa, ante la carencia de flores. “El agua con azúcar es como un paliativo para las abejas cansadas”, explica.

“Las abejas son inofensivas. Si no las molesta no le harán nada. Pueden estar en su mano y no le picarán”, asegura Alberto Córdova, el cliente más antiguo de la Reyna de los Helados, quien, como los demás visitantes, disfruta de los productos fríos en un día caluroso y, a la vez, toma conciencia de la importancia de estos insectos en la naturaleza. (11/03/2019)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia