Editorial

Aglomeraciones mortales

Hacen falta controles más rigurosos para garantizar el cumplimiento de  medidas de seguridad en los conciertos.

La Razón (Edición Impresa)

00:46 / 21 de noviembre de 2018

La noche del sábado, una gran multitud trató de ingresar al campo ferial de Potosí para asistir al concierto del grupo argentino Jambao. Sin embargo, el cierre de las puertas de aquel lugar luego de que quedara saturado y el disparo de gases lacrimógenos por parte de la Policía para contener la ira de los asistentes desataron una avalancha que provocó la muerte de dos muchachas y siete heridos.

Huelga recordar que no es la primera vez que ocurren tragedias de esta naturaleza en el país, debido a la falta de medidas de seguridad y planes de contingencia y personal entrenado para enfrentar eventualidades en espectáculos masivos. Por caso, en diciembre de 1995 también fallecieron dos personas (un niño de siete años y una adolescente de 17) y más de 40 resultaron heridas luego de que se desatase una estampida humana en el Cine Teatro México de La Paz, durante la grabación del programa Sábados Populares, organizado y transmitido por el Sistema de Radio y Televisión Popular (RTP).

Aquella tragedia se desencadenó porque unos jóvenes activaron gases lacrimógenos en los baños con el propósito de sabotear el espectáculo, pues el grupo de baile al que pertenecían había sido descalificado. Pero estos “bailarines” no tomaron en cuenta que el Teatro México solo contaba con dos puertas de ingreso y salida, las cuales para colmo de males fueron cerradas durante el espectáculo. Ambas circunstancias, agravadas por la gran cantidad de asistentes, desataron el pánico de los espectadores, entre los que se encontraban decenas de niños y ancianos; muchos de los cuales fueron aplastados contra las rejas de las puertas de la salida principal al intentar salir de aquel recinto.

Al igual que entonces, la tragedia del sábado podría haberse evitado si los organizadores del concierto, que formaba parte de la Feria Internacional Potosí Bolivia (Feipobol), habrían tomado medidas básicas de seguridad para garantizar la integridad de los asistentes. Poniendo a la venta por ejemplo menos entradas del total disponible para evitar sobrepasar la capacidad del campo ferial, junto con la implementación de protocolos para enfrentar eventualidades como la que se suscitó en la Villa Imperial.

Falta de preparación y negligencia que, dicho sea de paso, se repiten en mayor o menor medida en muchos de los espectáculos masivos que se organizan en el país, pues por lo general tienen lugar en locales que carecen de salidas de emergencia, revestimientos elaborados con materiales que no sean tóxicos ni inflamables, extinguidores o planes de contingencia y personal entrenado para afrontar posibles incendios y avalanchas.

De allí que hagan falta controles más rigurosos a lo largo y ancho del país para garantizar el cumplimiento de las normas y de las medidas de seguridad en los establecimientos de entretenimiento masivo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia