Editorial

Subir el nivel

Los encargados temporales de la política exterior, sin excusas, deben subir el nivel.

La Razón (Edición Impresa)

23:16 / 04 de enero de 2020

Hay una especie de idea fija en algunos funcionarios del Gobierno transitorio por perseguir, encarcelar y en su caso proscribir a miembros de la administración del presidente Morales. Esa actitud ha derivado en acciones de hecho y excesos verbales que están afectando las relaciones con países amigos. Es fundamental que esta inaceptable situación se reconduzca con prontitud.

Sin asumir plenamente su carácter temporal con mandato para la convocatoria a elecciones, la actual gestión gubernamental está asumiendo decisiones de política exterior que comprometen al Estado boliviano. Tales decisiones, que trascienden la coyuntura política y requieren por tanto amplio apoyo, corresponden en rigor a un gobierno legítimo emanado de las urnas. Ello incluye la designación de representantes ante organismos internacionales, así como cambios sustantivos en legaciones diplomáticas.

En pocas semanas de gestión de la actual titular de la Cancillería se han deteriorado las relaciones de Bolivia con tres Estados: primero fue México, luego Argentina y ahora España. En este último caso, las medidas inamistosas del Gobierno provocaron también rechazo y profunda preocupación en la Unión Europea. Esta “escalada de tensión diplomática”, basada en insinuaciones y supuestos que deben investigarse, llegó al innecesario extremo de expulsar a diplomáticos de dos países.

Estas acciones de hecho, calificadas como “gestos hostiles”, son alentadas y/o secundadas por una retórica cargada de violencia e incluso de tosquedad, por boca de ciertos delegados y voceros de la administración provisoria. Ahí están los excesos verbales, nada novedosos, del Ministro de Gobierno, aferrado a su autoproclamada misión de “cacería”. En ello hace pareja con su colega de Comunicación, incluida la amenaza contra periodistas “que están haciendo sedición” (sic).

Pero quien ha llegado más lejos en la retórica de agresión es el “delegado ante la comunidad internacional”, Jorge Quiroga. Si bien el señor Quiroga tiene una larga práctica en esta materia, sus palabras ahora no se hacen a título personal, sino como representante oficial del país. Así se entendió la andanada de insultos proferidos contra el Presidente electo de México. Luego le siguieron descalificación y acusaciones contra el Presidente español.

Consultado sobre la ofensa de Quiroga, Andrés Manuel López Obrador respondió con acento de primer mandatario: “No voy a caer en ninguna provocación, no está en nuestro nivel”. Pero quien lo dijo de manera inequívoca fue el Ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia de México, Arturo Saldívar: “Hago votos por que Bolivia suba el nivel del debate”. Claro que donde dice Bolivia debe leerse Gobierno transitorio y delegados. En resumidas cuentas, los encargados temporales de la política exterior, sin excusas, deben subir el nivel.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia