Editorial

El muro de Trump

El mayor impacto de este muro lo experimentarían los animales que habitan en la zona.

La Razón (Edición Impresa)

23:58 / 10 de enero de 2017

Una de las principales banderas electorales de Donald Trump fue la construcción de un muro a lo largo de la frontera con México, que supuestamente iba a contener la migración ilegal y el ingreso de droga a Estados Unidos. Y ahora que es probable que esta absurda idea llegue a concretarse, cabe preguntarse sobre sus posibles impactos sociales y medioambientales.

Huelga recordar que la frontera entre EEUU y México se extiende por más de 3.000 kilómetros, y que cerca del 30% de ese territorio ya ha sido amurallado, con rejas o muros de concreto, en algunos sectores claves, pero ello no ha evitado que droga procedente de México ingrese en grandes cantidades a EEUU.

Esto por la sencilla razón de que los narcotraficantes cuentan con ingentes recursos que les permiten echar mano de múltiples formas para evadir los controles fronterizos, como túneles, rampas, catapultas, drones y aviones. Por ello, mientras los réditos del tráfico de drogas sean mayores que los costos, la ampliación del muro fronterizo no va a modificar esta situación.

En cambio, las que sí cambiarían serían las condiciones de los ecosistemas naturales asentados a lo largo y ancho de la frontera norteamericana, perturbando no solo la fauna y la flora, sino también la vida de las personas.

Por ejemplo, según señala una nota publicada días atrás en la BBC de Londres, en 2011 la ciudad mexicana de Nogales sufrió una severa inundación debido a que “un desagüe que cruza la frontera quedó semibloqueado en el muro fronterizo”, lo que generó una gran acumulación de agua procedente de las lluvias.

En el mismo sentido, un estudio del Centro de Estudios Fronterizos de la Frontera Norte citado por el diario británico advierte que “hay cuencas que están divididas por la frontera México-Estados Unidos”. Y su interrupción impactaría “en el terreno natural, a carreteras, edificaciones y a sistemas de drenaje”.

En cuanto al medioambiente, los expertos coinciden en que el mayor impacto de este proyecto lo experimentarían los animales de la zona fronteriza que caminan o se arrastran, por cuanto se verían bloqueadas sus rutas habituales de reproducción, alimentación y migración; poniendo en riesgo su supervivencia.

Y entre las especies que podrían verse afectadas se encuentran los jaguares y ocelotes, actualmente en peligro de extinción, y otras 60 especies amenazadas como los pumas y el borrego cimarrón.

En resumidas cuentas, el proyecto abanderado de Trump no es más que un elefante blanco de elevadísimo costo, que lejos de traer beneficios para EEUU podría generar profundos e irreversibles impactos ambientales y sociales. Y lo peor es que el magnate neoyorquino hará todo lo que esté a su alcance para materializar este muro (su prestigio depende de ello); al igual que ocurre con muchos otros proyectos de este tipo, dentro y fuera de las fronteras estadounidenses.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia