Editorial

Al borde del colapso

Urge ampliar el transporte público masivo y dar prioridad al transporte alternativo como las bicicletas.

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 20 de abril de 2018

El notable incremento del parque automotor en la ciudad de La Paz ocasiona cotidianos embotellamientos en prácticamente todos los puntos neurálgicos de la extensa urbe. Desde hace años que se habla de un posible colapso de la circulación vehicular, particularmente en las estrechas calles del centro, es posible que la ciudad sede de gobierno esté cerca de ese extremo.

Según datos del Registro Único para la Administración Tributaria (RUAT), la cantidad de vehículos nuevos que circulan en La Paz se incrementó en 45% entre 2012 y 2017, pasando de 199.834 vehículos a 290.249 en tan solo un lustro. El tipo de coche que más multiplicó fue el minibús, pues si en 2012 había 19.132, cinco años después ya eran 33.875. Este acelerado crecimiento del parque automotor dedicado al transporte de pasajeros es claro indicador de que, a pesar de las continuas protestas de los dirigentes del gremio respecto de la supuesta depauperación del negocio (especialmente debido a la implementación de sistemas públicos de transporte masivo), sigue habiendo un mercado en permanente crecimiento.

Según estimaciones de diversos especialistas en materia de tráfico automotriz, la velocidad promedio en la ciudad sede de gobierno es de 12 km por hora; sin embargo, no hay estudios actuales que confirmen ese dato. Lo que sí se sabe es que junto con la multiplicación de los automóviles ha habido una gradual pérdida del respeto a las normas de tránsito, lo cual abona grandemente al desorden en las calles. Peatones y vendedores callejeros aportan su cuota al caos.

Por otra parte, el efecto ambiental de un parque automotor excesivo para las calles de la ciudad se multiplica por el mayor número de coches que emiten gases contaminantes, y se agrava por el hecho de que la lenta circulación vial implica una mayor quema de combustible fósil. Desde el gobierno local se estudia la posibilidad de afrontar la problemática ampliando la restricción vehicular a más coches por día o extendiendo el polígono de restricción, que actualmente cubre 10 km2 de la mancha urbana. El Secretario Municipal de Movilidad ha adelantado que la decisión dependerá de la construcción de viaductos y otras obras de infraestructura proyectadas.

Finalmente, desde el Programa Aire Limpio, de la Cooperación Suiza, la recomendación para lidiar con el excesivo parque automotor y con la contaminación que produce está en ampliar la oferta de transporte público masivo, dar prioridad al transporte alternativo como las bicicletas y, solo después de agotar estas opciones, considerar el transporte de pasajeros tradicional.

El problema no es simple ni puede resolverse con unas cuantas medidas aisladas. Es imposible prohibir el comercio de coches, pero incluso si se decidiese desincentivar su uso, solo podría alcanzarse el éxito ofreciendo alternativas viables para el transporte. Mientras tanto, el tráfico sigue al borde del colapso.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia