Editorial

Reprochable vandalismo

En La Paz, el odio y la intolerancia alcanzaron asimismo a 64 buses PumaKatari, que fueron calcinados.

La Razón (Edición Impresa) / Subeditorial

06:33 / 17 de noviembre de 2019

El lunes, algunas ciudades amanecieron con las secuelas de una noche de espanto, resultado de las protestas y disturbios que motivó la renuncia del presidente Morales entre algunos de sus seguidores. Varias viviendas, sobre todo de líderes y dirigentes de ambos sectores en pugna; instituciones estatales, principalmente municipales y policiales; y establecimientos comerciales fueron saqueados e incendiados.

En La Paz, el odio y la intolerancia alcanzaron asimismo a 64 buses PumaKatari, que fueron calcinados. Ante la incapacidad de la Policía para contener el vandalismo, los vecinos se organizaron para protegerse con sus propios medios, instalando barricadas y atribuyéndose la potestad de restringir la libre circulación de la ciudadanía, como antes se comentó en este mismo espacio. 

Pese a la gravedad de las agresiones, afortunadamente no se tuvieron que lamentar muertes aquella jornada de terror, pero sí varios heridos. Los cuales ya se cuentan por centenas desde el inicio de los enfrentamientos, hace ya cuatro semanas. En cuanto a los fallecimientos, hasta el momento 19 hogares se han visto enlutados por la muerte de algún familiar.

Estos hechos y cifras evidencian que en el país no pocos individuos conciben la agresión y la vulneración de los derechos del resto como medidas legítimas de protesta. Por lo cual, luego de que retorne la armonía por estos lares, urge impulsar la construcción de una cultura ciudadana de paz, cimentada sobre valores fundamentales como el respeto a la vida, los derechos de los demás y el bien común.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia