Editorial

Ranas gigantes amenazadas

La Razón (Edición Impresa)

00:43 / 02 de mayo de 2019

Días atrás, la Policía Forestal rescató en la feria 16 de Julio de El Alto a dos ranas gigantes “mosqueteras” que únicamente habitan en el fondo del lago Titicaca, cuyo “destino” era terminar en una olla de cocina. Esto porque entre algunos pobladores existe la creencia de que su consumo contribuye a contrarrestar la impotencia, entre otras enfermedades. Y lo propio hizo un buen samaritano con otra rana gigante en el mismo mercado alteño.

Estos tres anfibios se encuentran ahora en un acuario en el zoológico de La Paz junto con otras 26 ranas de diferentes especies. El objetivo de este proyecto es el reproducir en cautiverio a las especies en peligro de extinción, para posteriormente reintroducirlas en los sectores del lago donde han desaparecido. Se trata ciertamente de una iniciativa digna de resaltar y de apoyar, tanto más importante por cuanto la desaparición de cualquier especie constituye una tragedia ecológica que afecta el equilibrio del ecosistema donde habita.

De todas maneras, no sobra insistir en la necesidad de combatir el absurdo mito de que las ancas de ranas gigantes contribuyen a fortalecer la virilidad, lo que ha dado lugar a la caza furtiva de estos animales. Esto por un lado, pues por otro, como se ha alertado en reiteradas oportunidades, urgen medidas para contrarrestar la gran cantidad de desechos minerales, basura y aguas domésticas e industriales que se vierten desde El Alto y otros municipios aledaños a los afluentes del Titicaca sin ningún control. Contaminación que está poniendo en riesgo la biodiversidad de este humedal.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia