Editorial

Muerte en las carreteras

La Razón (Edición Impresa)

00:02 / 19 de junio de 2018

La madrugada del viernes, un bus de la compañía Unificados que transportaba a 50 pasajeros desde Cochabamba hasta Potosí protagonizó el accidente con mayores saldos fatales registrado en este 2018. Y es que a raíz de este hecho, lamentablemente 17 personas perdieron la vida y otras 22 resultaron heridas. Las investigaciones preliminares y el testimonio de los sobrevivientes coinciden en señalar que el accidente se debió a que el conductor perdió el control del bus por conducir con exceso de velocidad.

Es decir que de nueva cuenta varias familias bolivianas se encuentran inmersas en medio del dolor, la rabia y la desesperanza por la pérdida imprevista de un ser querido; y casi un número similar comienza a atravesar el calvario que significa transitar por centros médicos con la esperanza de poder recuperarse de las secuelas que dejan accidentes de esta naturaleza. Lo más lamentable de todo es saber que este hecho, al igual que muchas otras colisiones, se hubiese podido evitar con medidas sencillas de seguridad, respetando las señalizaciones y conduciendo a una velocidad prudente.

Urge en este sentido insistir en la necesidad de que las empresas de buses incorporen mecanismos en sus motorizados como controladores de velocidad vía GPS para asegurarse de que los choferes no cometan imprudencias como manejar muy rápido o en estado de ebriedad; y que las autoridades correspondientes se aseguren de promover y controlar la instalación de este tipo de artefactos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia