Editorial

Muerte en Nueva Zelanda

En el video se observa cómo el agresor, vinculado con la extrema derecha, ingresa armado en la mezquita Al Noor y abre fuego indiscriminadamente contra los feligreses.

La Razón (Edición Impresa) / Subeditorial

09:21 / 17 de marzo de 2019

Nueva Zelanda es un país ejemplar en muchos sentidos. Entre sus cualidades resalta la convivencia pacífica y la tolerancia de sus habitantes. Su confianza se traduce en una vida tranquila y productiva, con puertas abiertas, bicicletas sin candados, paseos a altas horas de la noche, bienestar y un largo etcétera que ha llevado a definir a Nueva Zelanda como “un lugar en el que nunca pasa nada malo”.

Sin embargo, en tan solo pocas horas esa idílica convivencia se ha visto profundamente perturbada, como consecuencia de dos ataques terroristas perpetrados el viernes contra sendas mezquitas en la ciudad de Christchurch, los cuales causaron al menos 49 muertos y 50 heridos.

Tras la matanza, la Policía detuvo a Brenton Tarrant, un australiano de 28 años que retransmitió en directo su “hazaña” a través de una cámara que llevaba sujeta a la cabeza. En el video se observa cómo el agresor, vinculado con la extrema derecha, ingresa armado en la mezquita Al Noor y abre fuego indiscriminadamente contra los feligreses.

Poco después se dirige a otra mezquita cercana para continuar la masacre. En un manifiesto que subió a internet, Tarrant se define como un “hombre blanco normal” dispuesto a “cometer una barbarie para evitar otra mayor”, para “enseñar a los invasores que nuestras tierras nunca serán sus tierras (…) al menos hasta que el hombre blanco viva…”. Además de un inmenso pesar entre las familias afectadas, este terrible incidente abre las puertas al miedo y al rencor, sentimientos capaces de frustrar muchos proyectos, pero también sueños, vidas e ilusiones.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia