Editorial

Kuña mbarete

Tal parece que el fervor político ha despertado entre las jóvenes de Santa Cruz.

La Razón (Edición Impresa)

01:37 / 10 de diciembre de 2017

Entre las certezas que dejó el proceso eleccionario que culminó el 3 de diciembre con la elección de los magistrados del Órgano Judicial, la principal tiene que ver con la composición del electorado activo, cuya gran mayoría tiene entre 18 y 35 años de edad. Parte de esa población se ha volcado a las calles en los últimos días y al parecer busca una causa y liderazgo.

Entre el lunes y el viernes diversos colectivos, compuestos en su mayoría por jóvenes, se manifestaron en las ciudades de Cochabamba, La Paz, Santa Cruz de la Sierra y Tarija, pero el más llamativo de todos fue uno gestado en la capital cruceña y bautizado con las palabras guaraníes “Kuña mbarete”, que significan “Mujer valiente”. No se trata de cualquier agrupación; tiene como principales características el ser un grupo solo de mujeres, el carecer de un liderazgo visible y que el crecimiento de su membresía ha sido exponencial gracias a Facebook, su principal canal de comunicación.

Las primeras manifestaciones de las Kuña mbarete, cuya consigna es el rechazo al fallo del Tribunal Constitucional que habilita la repostulación indefinida de autoridades electas, se produjeron en la ciudad de Santa Cruz, donde marcharon y se manifestaron, primero, en puertas de la Cámara de Industria, Comercio y Servicios (Cainco), y al día siguiente, en puertas del Comité Cívico pro Santa Cruz, donde entregaron simbólicamente la adhesión del grupo a la dirigencia para que convoque al mencionado paro. En Cochabamba también se movilizaron, y es plausible pensar que las adhesiones al grupo se reparten por todo el país.

Sin embargo, lo que a simple vista podría parecer una novedosa forma de organización, pronto demostró no solo no tener un liderazgo que oriente la acción (se supone que esta característica es la que da legitimidad a los movimientos ciudadanos contemporáneos), sino tampoco unidad ideológica, como se pudo percibir en los intercambios de las participantes, muchas de las cuales se mostraron intolerantes con la crítica y la disidencia, echando mano de toda clase de insultos misóginos y racistas para descalificar a quienes manifestaron dudas sobre el grupo.

Así, la sospecha de muchas mujeres respecto de los verdaderos fines del grupo encontró evidencia de actitudes poco democráticas de quienes, irónicamente, dicen estar organizadas en defensa de la democracia. Desde el lado de quienes apoyan la repostulación del Presidente tampoco faltaron las descalificaciones, también intolerantes y racistas, agravadas por el hecho de que fueron varones quienes publicaron las más feroces críticas.

Hay, pues, un fermento que no debe ser menospreciado ni ignorado, pues es señal de que las y los jóvenes, y muchas mujeres hasta ahora pasivas, han encontrado la voluntad necesaria para pasar de los comentarios en redes sociales a la movilización callejera, terreno fértil para propuestas que sean capaces de galvanizar el fervor político que parece haber despertado.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia