Editorial

Insectos amenazados

La reducción de los insectos en varias regiones del país puede poner en riesgo el equilibrio de los ecosistemas

La Razón (Edición Impresa) / La Razón / La Paz

23:43 / 01 de enero de 2020

Según advierten varios entomólogos paceños, la población de insectos como las abejas, mariposas, saltamontes y escarabajos, entre otros, se está reduciendo en los Yungas y en otras regiones del país; reducción que debería ser leída como una preocupante llamada de atención para las autoridades nacionales y subnacionales.

Y es que si bien muchas personas asocian a los insectos con peligrosas enfermedades como el dengue, la fiebre amarilla o el chagas, la gran mayoría de estos animales resultan fundamentales no solo para garantizar los cultivos en general y los alimentos en particular, sino también para mantener el equilibrio de los ecosistemas.

Por ejemplo, constituyen la base alimenticia de muchos otros animales como los pájaros, reptiles y los batracios, los cuales desaparecerían si éstos también desaparecen. Por otro lado, con su extinción las millones de toneladas de desechos orgánicos (detritos) que sirven de alimento a los bichos se mantendrían en el medio ambiente, contaminando la tierra, el aire y el agua.

Y si todo estos no fuese suficiente, no sobra recordar que, según estimaciones del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), de las 100 especies vegetales que hoy en día proveen el 90% del alimento del mundo, más de 70 son polinizadas por abejas y otros insectos polinizadores.

De allí que su reducción podría desatar una crisis alimentaria sin precedentes. Respecto a los principales factores de la merma de insectos en el país, los entomólogos apuntan a la destrucción de los bosques para los cultivos de coca y el tráfico de estas especies en los Yungas.

Por ejemplo, según estimaciones  del biólogo Fernando Guerra, cada año salen de Bolivia entre 200.000 y 250.000 insectos. Incluso en algunas comunidades como Incahuara, un santuario de mariposas cerca de Caranavi, los pobladores se dedican a recolectar mariposas y escarabajos, sobre todo en ciertas temporadas cuando el precio del café baja.

Y a estos factores se sumarían el uso masivo e indiscriminado de pesticidas, principalmente en el oriente del país; la degradación y desaparición de los ecosistemas naturales debido a la ampliación de la frontera agrícola; los incendios forestales y la urbanización desordenada; así como el cada vez más preocupante cambio climático, según la opinión de los expertos.

De allí la importancia de adoptar políticas públicas orientadas a contrarrestar estas amenazas. Por ejemplo, en el caso del tráfico de insectos, se podrían impulsar criaderos de mariposas y escarabajos que cubran la demanda sin poner en riesgo su preservación.

 Y lo propio con el resto de los factores, como la ampliación de la frontera agrícola sin mayores planificaciones y el uso de pesticidas sin ningún control. Medidas tanto más necesarias por cuanto está en juego no solo la supervivencia de los insectos polinizadores, sino también la salud de los ecosistemas del país y la seguridad alimentaria de las personas. (02/01/2020)

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia