Editorial

Hábitat de mañana

Hoy se celebra el Día Mundial del Hábitat, jornada designada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para reflexionar sobre los lugares donde la vida humana transcurre y se reproduce. Este año, confirmando una creciente tendencia a reflexionar, debatir y proponer sobre el calentamiento global, el tema del día es "Ciudades y cambio climático".

La Razón

01:00 / 03 de octubre de 2011

El Diccionario de la Lengua Española define hábitat como el "Lugar de condiciones apropiadas para que viva un organismo, especie o comunidad animal o vegetal". La reflexión de esta jornada, sin embargo, se reduce específicamente a la especie humana en el planeta. Considerando que actualmente, según datos de la ONU, más de la mitad de la población humana vive en ciudades, la reflexión no sólo es de urgente pertinencia, sino que ante todo obliga a considerar su enorme complejidad.

En su mensaje a propósito del Día Mundial del Hábitat, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llama la atención sobre el hecho que esta jornada coincide con el mes en que, según las estadísticas globales, se llegará a 7.000 millones de humanos habitando el planeta Tierra. Semejante cantidad de personas, viviendo en un espacio finito y consumiendo cada vez más energía y recursos, plantean un reto de extraordinaria complejidad para asegurar que en el largo plazo haya suficiente espacio para el hábitat humano.

En efecto, según los cálculos de la ONU, en el 2050 la población humana habrá aumentado en un 50% desde 1999, y que entonces es posible que haya alrededor de 200 millones de refugiados climáticos en el mundo, muchos de los cuales tendrán que dejar sus casas por el aumento del nivel de agua de los océanos y las constantes inundaciones y sequías.

Por esta razón, los mensajes acerca de este día señalan que la convergencia de la urbanización y el cambio climático amenazan con impactos sin precedentes las economías, la calidad de vida y la estabilidad social. Sin embargo, también se señala que si bien las ciudades son centros de industrialización y fuentes de emisiones, también son lugares donde se idean soluciones para generar y consumir energías renovables  y no contaminantes.

Y si bien esa es la tónica en el debate global, en Latinoamérica el debate propone como eje de reflexión la calidad de vida en la mayoría de las grandes ciudades, cuyo crecimiento en el último medio siglo ha sido más que vertiginoso, pero sin el necesario acompañamiento de la planificación urbana, lo que implica que cada vez son más los asentamientos urbanos que carecen hasta de los más elementales servicios básicos.

Pensar el hábitat de la humanidad implica, pues, prestar atención a lo que hacemos o dejamos de hacer todas las personas, individual y colectivamente, para asegurar que mañana el espacio vital de nuestros hijos y nietos siga posibilitando la reproducción de la especie.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia