Editorial

Costo de la vivienda

Todo indica que el negocio de la construcción en el país comenzará a desacelerarse.

La Razón (Edición Impresa)

00:29 / 05 de enero de 2017

Luego de años de un constante incremento en los precios de la construcción y la consiguiente inflación en los precios de las viviendas terminadas, especialistas en el negocio inmobiliario prevén que este año el costo de la vivienda comience a bajar o siquiera se estabilice. Las razones son varias, incluyendo el exceso de oferta y la escasez de agua.

En efecto, aunque la fiebre inmobiliaria no ha terminado, la sobreoferta de viviendas, especialmente departamentos en propiedad horizontal, hace prever que el precio tendrá que comenzar a bajar, aunque las empresas constructoras “quieran mantenerlo”, según explicó a este diario el gerente de una conocida inmobiliaria.

La misma fuente asegura que así como en 2016 hubo menos venta en comparación al año anterior, lo que corresponde es encontrar estrategias que mejoren la comercialización, entre ellas aumentar el horario de trabajo de los vendedores y, sobre todo, explorar el mercado de la preventa, es decir, cuando la construcción no ha terminado y se puede ofertar el inmueble a precios más bajos.

Una ejecutiva de ventas en otra inmobiliaria indica que si bien no se ha notado una merma en la cantidad de personas interesadas en adquirir un bien inmueble, sí es evidente que la oferta sigue incrementando. Con todo, se muestra optimista, pues son todavía muchas las personas, especialmente jóvenes, que pueden aspirar a los créditos de vivienda social que les permiten acceder a un inmueble cuyo costo esté en torno a $us 100.000.

En el Colegio de Arquitectos de La Paz afirman que hay una disminución en la cantidad de edificios en construcción, y que en parte se debe a una disminución en el precio de venta, pero también, y sobre todo, por la carencia de agua en la zona Sur, problema que por ahora no tiene fecha de solución y que ha disminuido el interés por las viviendas allí donde no hay un servicio regular.

En el ámbito nacional no todos los departamentos muestran la misma dinámica. Santa Cruz y La Paz lideran el boom de la construcción, mientras que en Tarija y Cochabamba el negocio parece haberse estancado. Para el presidente de la Sociedad de Ingenieros de Bolivia, ello se debe a que el sector empresarial en esas regiones es menos dinámico; y advierte que a su parecer el país vive en una burbuja económica que se pinchará más pronto que tarde.

Independientemente de las razones, que podrán ser apreciadas mejor con el paso de los meses, todo indica que el negocio de la construcción comenzará a desacelerarse, lo que por una parte significará un paulatino descenso en el costo de la vivienda, pero también una posible disminución en la calidad de las obras, a fin de ahorrar costos. Los gobiernos locales tendrán que tomar cartas en el asunto, pues no deben permitir construcciones que por valer menos sean inseguras.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia