Editorial

Calentamiento e incendios

Sorprende que aún existan autoridades que prefieren postergar la lucha contra el calentamiento global.

La Razón (Edición Impresa)

00:01 / 15 de noviembre de 2018

A estas alturas, las proyecciones más pesimistas sobre el calentamiento global no parecen exageradas. En estos momentos el estado de California enfrenta los incendios forestales más devastadores de su historia, que han dejado hasta ahora al menos 50 muertos y más de 200 desaparecidos. Entretanto, la mayor parte del hielo superficial de Groenlandia se ha derretido en apenas unas semanas.

De hecho, en Groenlandia el deshielo de los últimos años ha sido tan severo que los investigadores han logrado descubrir un gigantesco cráter de 31 kilómetros de diámetro y 320 metros de profundidad en una región remota del noroeste de la isla. Según los científicos, que anunciaron este hallazgo el miércoles, su extensión es equivalente a la superficie de ciudades como París o Washington, fruto del impacto de un meteorito de hierro hace al menos 12.000 años a una velocidad de 20 kilómetros por segundo. Descubrimiento que ha sido posible en gran medida gracias al calentamiento global.

Respecto a los incendios registrados en Estados Unidos, además de los muertos, el fuego ha provocado la mayor destrucción material por esta causa de la historia de California. Por ejemplo, se estima que las llamas han arrasado al menos 45.000 hectáreas de bosques, equivalentes a 45.000 canchas de fútbol, y han destruido 6.700 viviendas. La ciudad de Paradise, otrora habitada por 26.000 habitantes, ha sido la que más se ha visto afectada, pues ha quedado prácticamente arrasada por el fuego.

A pesar de estas señales, que son no solo evidentes sino que además conllevan costos multimillonarios, sorprende que existan todavía autoridades y gobiernos que prefieren postergar la lucha contra el calentamiento global en nombre del progreso, subsidiando por ejemplo los carburantes, en vez de proteger los bosques del planeta, que son los únicos que pueden contrarrestar la expansión de los gases de efecto invernadero. Y lo propio ocurre a nivel personal, ya que aún son muchas las personas que prefieren olvidar aportes tan sencillos como evitar chaqueos, cuidar el agua o apagar las luces y computadoras que no están siendo utilizadas.

Por caso, en lugar de apuntar a la causa de estas catástrofes climáticas extremas, el presidente Trump echó mano de su plataforma preferida (Twitter) para culpar por el fuego a “la mala gestión de los bosques” de parte de las autoridades californianas. Afirmación que fue calificada de “irresponsable, imprudente e insultante” por la Asociación Internacional de Bomberos, a tiempo de aclararle al Mandatario estadounidense que los factores naturales y el calentamiento global provocado por el ser humano se conjuran fatalmente en estos desastres naturales; tal como vienen alertando los científicos desde hace décadas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia