Editorial

Abuso intolerable

De nueva cuenta los choferes vulneraron de manera flagrante los derechos de la ciudadanía paceña.

La Razón (Edición Impresa)

00:25 / 08 de febrero de 2018

Por segunda vez consecutiva en menos de un mes, los sindicatos de choferes del transporte de pasajeros en La Paz realizaron un paro “movilizado” en el que vulneraron de manera flagrante los derechos de los habitantes de la ciudad, entre ellos el derecho al trabajo y a la libre circulación. Claramente este intolerable abuso se refuerza con la impunidad.

En efecto, en todos los paros de choferes la constante es el abuso y la prepotencia que caracteriza a los conductores cuando están detrás del volante. Cuando están movilizados, llevan su actitud violenta a las calles y la estrellan contra sus colegas que no pueden o no quieren acatar la medida de presión, afectando de manera directa a los pasajeros.

Si el comportamiento de los choferes en las calles durante sus movilizaciones ya es excesivo, al extremo que ni la Policía se atreve a hacer su trabajo con la eficacia con que reprime por ejemplo otras manifestaciones de grupos menos violentos, los dirigentes incrementan las causas de la indignación con sus declaraciones antes y durante la protesta.

Así, la población paceña se sorprendió al saber que la oposición a la flota de buses PumaKatari no solo tiene que ver con el hecho, evidente, de que el servicio público de transporte goza de la preferencia de las personas porque es digno, ordenado y respetuoso con las y los pasajeros, sino también porque les resulta inaceptable que esté subsidiado (“con nuestro dinero”, según dijo uno de los dirigentes). Olvidando convenientemente que los combustibles con los que funcionan sus automóviles están subsidiados o, peor, que es el único grupo que recibe una exención fiscal de parte del gobierno local.

Sin embargo, también hay que resaltar, como hicimos en este mismo espacio días atrás al concluir el anterior paro, que hay una nueva actitud en la población, que expresa abiertamente su enojo con la deficiente calidad del servicio y los abusos a los que es sometida cotidianamente; y que, a través de la Asamblea de la Paceñidad, ha decidido participar activamente en los debates entre la autoridad municipal y los dirigentes gremiales.En ese sentido, sería deseable que el debate vaya más allá del solo reclamo por los numerosos compromisos incumplidos por el gremio de los choferes, especialmente los contenidos en los acuerdos que permitieron el incremento en el precio de los pasajes hace dos años, y se discuta también aspectos referidos a la prestación del servicio en las calles, lo que implica recordarles, a unos y otros, que la base de la pacífica convivencia está en el respeto mutuo, pero también de las normas.

El servicio que proporcionan los PumaKatari ha demostrado que la población es lo suficientemente madura para respetar estas normas; por tanto, no hay motivo para seguir viviendo en el desorden ni para tolerar el abuso de los choferes, que siguen creyéndose dueños de las calles.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia