Columnistas

Mamá, ¿por qué ganas menos?

La Razón (Edición Impresa) / Ibeth Carvajal Cornejo

20:33 / 23 de febrero de 2019

Los niños están hambrientos por saber cada detalle de lo que les rodea y mi pequeña hija no es la excepción, aunque esta semana me dejó inquieta una pregunta muy peculiar que me hizo: “¿Por qué ganas menos que mi papá? Mi primera impresión fue de asombro y hasta de vergüenza.

¿Cómo explicarle a una niña sobre la brecha salarial de género?, tiene 11 años, pero no es ingenua. Me recordó los años que pasamos juntas en la universidad, cuando aprendimos el fascinante mundo de la gestión de contenido web y los primeros pasos en periodismo que dimos en medios nacionales a meses de culminar la carrera universitaria.

Entonces, manos a la obra, le explico a mi niña que la brecha salarial de género es algo común en todo el mundo, porque las mujeres ganan un 24% menos que los hombres por igual trabajo y en el caso de América Latina, el promedio llega al 19%, según datos de ONU Mujeres.

Sin embargo, es más preocupante la situación en Bolivia. En ocho años, la brecha salarial entre varones y mujeres se amplió casi siete veces debido a que el sector privado prefiere contratar hombres; mientras que el empleo para las mujeres se concentra en el rubro informal y en puestos de menor calificación, de acuerdo con un reportaje de este medio publicado en 2016.

En 2008, la diferencia en el sueldo que recibían ambos géneros era de Bs 60, ya que las mujeres ganaban en promedio Bs 2.504, mientras que los hombres percibían Bs 2.564. En 2015, esa desigualdad llegó a Bs 410, porque la paga se incrementó a Bs 3.815 en el primer caso (+52%) y a Bs 4.225 en el segundo (+64%), con base en datos del documento Salario, remuneraciones y empleo del sector privado 2008-2015, del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esos números develan que la situación de las mujeres en el campo laboral sigue siendo injusta, seguimos ganando menos que los varones...¿Busco victimizarme con este artículo?, para nada, solo insto a la reflexión sobre un tema que atañe a muchas mujeres que son madres, hermanas, hijas y esposas que estudian y se preparan cada día, pero muchas veces no son compensadas en sus sueldos.

Lo que me alienta a seguir con mi trabajo es dar la voz a temas particulares en los cuales trabajo: concejalas que sufren acoso y violencia política, alcaldesas que a diario batallan para hacer cumplir sus derechos. Al buscar fuentes, busco analistas destacadas, expertas técnicas o mujeres autoridades. Cuando escribo sobre sus casos, me siento muy orgullosa del trabajo que hago.

Muchos dirán, por qué se queja, lo hago porque es mi derecho y como dicen por ahí en la redacción: “Cochala es…”

* Periodista

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia