Columnistas

Foro ‘El impacto del teleférico en La Paz’

¿Habrá logrado hasta hoy el teleférico el impacto social anhelado?

La Razón (Edición Impresa) / Patricia Vargas

00:00 / 20 de junio de 2019

Cualquier innovación o transformación en las urbes trae consigo múltiples apreciaciones y representaciones, como es el caso del teleférico en la ciudad de La Paz; sobre cuyo impacto se llevó a cabo un foro días atrás. El evento nos mostró cómo esta urbe, pese a los problemas que presenta por su accidentada geografía, permitió la implementación de distintos tipos de transporte público, entre ellos el teleférico; supuso un desafío muy marcado para que esa propuesta sea implementada.

El foro se inauguró con las palabras del gerente de la Empresa Estatal de Transporte por Cable, César Dockweiler, quien demostró un profundo conocimiento sobre el transporte masivo en La Paz y su actual realidad caótica en el centro urbano. Todo esto acompañado por un bagaje de conceptos que no dejaron de sorprender a los asistentes. El abordaje inicial fue histórico, se recordó que la idea del teleférico nació durante la gestión del alcalde Ronald MacLean, de la mano del arquitecto Gustavo Medeiros. La propuesta ya se planteaba en esos momentos como una solución a las interminables filas que se formaban en la plaza San Francisco y sus alrededores a la espera de los buses EMTA, que poco tiempo después terminaron destartalados y fuera de servicio.

En el evento se demostró que hacer realidad el sueño del transporte aéreo no fue nada sencillo. Fueron los técnicos de la empresa Doppelmayr quienes expusieron el trabajo descomunal que cumplieron para edificar, primero, los basamentos en distintos lugares; considerando la resistencia de las diferentes tipologías de suelos de la ciudad. No faltó la explicación de cómo se instalaron las torres para el cableado, con inclinaciones de hasta 30 grados por la topografía de ciertas laderas o la estrechez de callejuelas de tres a cuatro metros de ancho. El ingeniero Gonzales relató que no fue nada fácil vencer la negatividad y las trabas de algunos vecinos.

Otro punto del que se habló fue el de la interconexión de las centrales del teleférico, trabajo que fue explicado por el arquitecto Ameneiro, quien expuso la planificación de las redes y la conexión, por ejemplo, entre las líneas que parten de El Alto y las que se encuentran en el centro urbano, sin olvidar a las del sur de la ciudad; todas ellas enmarcadas en un juego de volúmenes que son la esencia de la conceptualización. Al respecto, cabe aclarar que la arquitectura de Ameneiro y del arquitecto Contreras no dejan de ser propuestas formales atractivas, remarcadas cada una con juegos espaciales particulares en el interior de las estaciones y los puentes que las conectan entre sí, y denotan claramente su función de conexión peatonal de estación de transporte.

Otro aspecto que sobresalió en el foro fue el análisis de los espacios abiertos externos destinados a las áreas verdes, los cuales se convirtieron en vacíos urbanos en medio de lugares completamente abigarrados por las infinitas construcciones (un ejemplo es la estación del teleférico Naranja, ubicada cerca de la plaza Riosinho).

Está visto que el transporte por cable, además de resolver los desafíos técnicos de la compleja instalación, logró convencer a los ciudadanos que ayer trataban de detener su avance y hoy disfrutan de sus cabinas y sus espacios exteriores. De ahí que el evento concluyó afirmando que el teleférico es una clara opción de transporte público en la ciudad de La Paz; más aun considerando que los minibuses se apropiaron del centro urbano, creando (sobre todo en horas pico) un caos absoluto, lo que hace imposible la habilitación de cualquier otro tipo de transporte terrestre.

No cabe duda de que detrás de una buena obra existen infinitas historias que fueron escritas por quienes las ejecutaron, y que de alguna manera quedarán en la memoria de quienes asistieron al foro. No podemos dejar de agradecer a quienes colaboraron para la ejecución de este encuentro: CAF - Banco de Desarrollo de América Latina, el licenciado Dockweiler y el arquitecto Ameneiro.

Cabe aclarar que este artículo tiene un fin netamente informativo y que está alejado de cualquier color político. Además, no se tocó el tema de los buses PumaKatari porque el foro se centró en el transporte por cable. Terminamos con una interrogante: ¿habrá logrado hasta hoy el teleférico el impacto social anhelado?

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia