Columnistas

La primera guerra comercial-tecnológica

El blanco a atacar es Huawei, el principal competidor de EEUU en la carrera por el dominio del preciado 5G.

La Razón (Edición Impresa) / Alexander Iturralde

07:28 / 10 de junio de 2019

El gran John Nash, matemático estadounidense galardonado con el Premio Nobel de Economía en 1994, dejó varias lecciones, pero la que lo convierte en el portador de un legado nos permite aseverar que, en un escenario de contienda, las decisiones no deben tomarse en función de las capacidades individuales del decisor, sino en función de la estrategia del oponente. En estos días hemos sido testigos de un dictamen contradictorio a este principio. En un cálculo aparentemente imprudente, el gobierno de Trump propinó un duro golpe a Huawei, prohibiendo a las empresas estadounidenses relaciones comerciales con la empresa china, entre ellas Google.

Resulta absurdo pensar que, en un mundo altamente interdependiente, una decisión de esta magnitud no pueda generar una reacción en cadena que termine afectando a propios y extraños. Y, en efecto, eso fue lo que ocurrió: el lunes 22 de mayo, Wall Street abrió en baja; las acciones de muchas empresas norteamericanas socias de Huawei, como Broadcom, Qualcomm y Micron Technology, cayeron en un 5%; los índices bursátiles bajaron notoriamente, como el Dow Jones (0,51%), el S&P 500 (0,73%) y Nasdaq Composite (1,61%). Lo que nos lleva a pensar que la pérdida de un socio comercial estratégico no es un problema menor. Además, no es difícil suponer que lo que les quita el sueño a los ejecutivos de estas empresas es sobre todo el desarrollo de tecnologías alternativas en China para reemplazar a las que le están siendo vetadas, como Android. Off the record, se comenta que en las siguientes semanas saldría a la luz HongMeng OS, un sistema operativo exclusivo para terminales Huawei.}

Pero, ¿cuál es el trasfondo real de este problema? Mucho se ha hablado sobre el espionaje y el robo de tecnología de parte de Huawei. También se asevera que el detonante de este ataque fue el crecimiento del gigante asiático, que en 2018 llegó a destronar del segundo lugar en ventas al popular iPhone. Pero tomando en cuenta que hasta 2016 China era el país con más iPhones en el mundo (131 millones de usuarios); o que Foxconn, la empresa taiwanesa donde se fabrican 500.000 terminales cada día, tiene su sede central en Longhua (Zhenshen), es obvio que a Apple no le interesa tener entredichos con China.

Independientemente de los rumores de espionaje o las políticas de corte proteccionista, existe una cruenta guerra comercial entre EEUU y China, las dos economías más grandes del planeta; en la que, entre aranceles de miles de millones de dólares a computadoras, automóviles y soya, descolló el tema tecnológico como uno de los principales motivos de la contienda. En estricto rigor, hoy en día, Huawei es el líder mundial en la implementación de infraestructuras de quinta generación (5G), un servicio que nos permitirá no solo potenciar la velocidad de internet, sino también operativizar su reinvención, mediante la comunicación masiva sin restricciones de velocidad, la interacción en tiempo real con cualquier lugar del mundo, o simplemente contar con una red que controle toda la comunicación de un país. Siendo este último el punto neurálgico del dilema, nadie querrá entregar su soberanía y seguridad al bando contrario.

Según David Sanger, profesor en Harvard, ganador en dos ocasiones del premio Pulitzer, a este ritmo Huawei y otras empresas chinas de tecnología controlarían entre el 40% y 60% de las redes 5G en todo el mundo. Lo cual, desde ningún criterio, es aceptable para el Gobierno estadounidense, que se encuentra en el mismo trayecto por querer controlar este negocio de aproximadamente 12 billones de dólares.

A Trump no le interesó perjudicar a varias empresas estadounidenses, incluida Apple. Tras esta jugada aparentemente desatinada, el blanco claro a vulnerar es Huawei, el principal competidor de Estados Unidos en la vertiginosa carrera por el dominio del preciado 5G. A fin de cuentas, quien no arriesga no nada. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia