Columnistas

Escrutinio de Simobol

La Razón (Edición Impresa) / Eliana Quiroz

06:36 / 11 de noviembre de 2019

El entuerto político en el que estamos tras las elecciones del 20 de octubre es el tema central de las últimas semanas, y si bien esta columna versa sobre temas relacionados con internet, voy a concentrarme en el sistema de cómputo Simobol operado por la empresa Neotec, y por esta vez excederé los aspectos meramente tecnológicos.

El sistema Simobol se ha puesto en el centro del debate y nos está obligando a actualizarnos en un mínimo de ciencia forense informática, ciencia de datos y estadística para participar en la deliberación pública (la informática como un elemento central de la deliberación política). Voy hacer un breve resumen de los problemas de este sistema, según el reporte de la empresa Ethical Hacking y de los expertos informáticos forenses Flavio Díaz y Nolberto Zabala que viven en Santa Cruz.

Los informes develan malos procedimientos, deficientes protocolos de seguridad, borrado inexplicable de metadatos que permitan rastrear y asegurar la fiabilidad de documentos, y un manejo al menos extraño en un servidor no reportado; es decir, ajeno al perímetro de seguridad. No es posible saber qué pasó en ese servidor, como no es posible confirmar la originalidad de la mayoría de las fotografías de las actas de votación.

Estos aspectos, entre otros, comprometen seriamente la integridad de la información del cómputo. La empresa Ethical Hacking y los expertos informáticos forenses no pueden asegurar que hubo fraude, porque no les compete hacerlo, son expertos de auditoría tecnológica, no legal. Pero eso no es tan importante, la ciudadanía, o al menos una parte de ella, saca conclusiones y ya ha decidido que hubo fraude. Los efectos negativos de esta certeza en la calidad democrática son muy preocupantes. La noción de unas elecciones en las que se respete los votos ya no está presente. Tenemos la sensación de que resulta sencillo intervenir maliciosamente en un proceso electoral y tememos que se lo hará a futuro. Hoy creemos menos en los procesos democráticos.

Quiero adelantarme en un debate. Los problemas de credibilidad en un sistema informático no se resuelven con más tecnología, sino con mayor transparencia del sistema. Es importante que el código fuente esté abierto a escrutinio público. Pretender un sistema de voto electrónico no es la solución. En este caso, perderíamos, porque solo una empresa especializada podría analizar el proceso electoral, y no como ha sucedido en este caso, con fotos de actas y bases de datos disponibles. Sería una sola voz, y no como ahora que hay diversas voces a favor y en contra del fraude, las cuales usan datos disponibles en la web del TSE. Los sistemas informáticos son fundamentales en nuestras vidas y hay que aprender a cuidarlos socialmente.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia