Columnistas

Cuestión de cultura política

Los escasos valores democráticos ayudan a que dichas fracturas cobren sentido por medio de la confrontación.

La Razón (Edición Impresa) / Carlos Ernesto Ichuta Nina

06:34 / 11 de noviembre de 2019

A finales de septiembre, la Encuesta Mundial de Valores, aplicada en Bolivia en 2017, fue actualizada. Este sondeo revelaba que en el conjunto de actitudes, sentimientos y prácticas de los bolivianos, persistían taras coloniales y sus valores se encontraban lejos del ideal de una cultura democrática, pues la desconfianza, el conservadurismo, el anticientificismo, el regionalismo, el machismo, la intolerancia, la xenofobia y el fanatismo religioso se revelaban como valores preponderantes. Tal vez ello explique por qué Chi Hyun Chung sorprendió en las elecciones, a pesar de haber sido un candidato ilegítimo.

Ello también permitiría entender la complejidad de estos aciagos días que vive el país, por efecto de la expresión de aquellas viejas líneas de conflicto (regional, étnica y de clase) que históricamente definieron el campo político y que el gobierno del cambio no supo disipar. Porque los escasos valores democráticos contribuyen a que dichas fracturas cobren sentido por medio de la acostumbrada cultura de la confrontación. Aunque para ello la actuación de los diferentes actores políticos ha jugado también un papel fundamental. Desde quienes en el afán de lograr la repostulación de Evo Morales atentaron contra el sistema de garantías jurídicas, hasta quienes en procura de contener ese afán recurrieron a las artimañas de la política sin escrúpulos; pasando por aquellos que, con su vergonzoso papel, han precipitado la peor crisis que vive el Órgano Electoral, hasta quienes abonaron a este triste desenlace con sus diferentes renuncias; aquellos que siendo agentes institucionales han preferido ser espectadores de la crisis y del enfrentamiento, hasta quienes a partir de su cuestionable rol de medios de comunicación más que informar tienden a agitar al complot, mediante la construcción de mitos.

El déficit de cultura democrática se revela también en la forma en la que  la democracia es percibida en el imaginario como un simple instrumento para desatorar conflictos; siendo que la defensa del voto no es precisamente expresión de una cultura democrática, sino de una democracia mínima que una vez superado el conflicto no garantiza la implantación de una nueva moral o nuevos valores, ni la superación de la pobreza y la desigualdad, pues a lo sumo provocará el recambio de las élites políticas o el ajuste en la forma de gobernar. Mas en ese contexto, la masa, o los diferentes pueblos, siempre dispuestos a la movilización en función de los agravios recibidos, constituyen la base de la confrontación de las minorías.

Precisamente, los sectores que venían madurando una serie de aversiones hacia el Gobierno, el cual perdió la brújula cuando Evo Morales empezó a abandonar un modelo populista de cercanía con el pueblo, se abalanzaron hacia la protesta ante la falta de valores democráticos por parte de los líderes. Como el candidato que resultando segundo en las elecciones se declaró victorioso sin que concluyera el conteo oficial de votos, provocando el desbande social al emitir el rumor de una segunda vuelta electoral; o la dirigencia cívica cruceña y la de los comités cívicos contrarios al Gobierno, que prefabricaron la idea de un fraude para justificar la desobediencia civil; o los líderes desbocados que sugirieron el escenario de una “guerra civil”, o convocan a sus clientelas para la defensa de un proceso ya desgastado.

Pero viendo en positivo, la forma en la cual se disfraza la confrontación como una lucha por la democracia tal vez represente la posibilidad de dar un paso adelante en la construcción de aquello de lo que todavía carecemos, mediante un nuevo consenso, aunque toda democracia liberal tienda siempre a favorecer a las minorías, a pesar de la lucha de las mayorías.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia