Columnistas

Otra vez, de nuevo, Marcelo

La Razón (Edición Impresa) / Erick Ortega

21:15 / 18 de enero de 2020

El jueves 17 de julio de 1980 fue asesinado Marcelo Quiroga Santa Cruz. Fue poco después del mediodía de aquella jornada cuando un grupo de militares y paramilitares lo descubrieron, capturaron y acribillaron.

Nunca hubo certezas sobre lo que sucedió después con su cadáver. Quienes sí sabían la verdad decidieron, en un pacto ruin y macabro, decir mentiras a los familiares del político, que a finales de los años setenta fue clave para nacionalizar la Gulf Oil Company (una medida tan valiosa como la nacionalización de hidrocarburos).

Así, los familiares tuvieron que ir a cavar en sitios impensados para descubrir si allí estaba, o no, el hombre que inició un juicio contra el dictador Hugo Banzer Suárez. Así, militares y paramilitares, pudiendo elegir el bien, decidieron obrar mal. Y después fue peor.

El dictador Luis García Meza y su mano derecha Luis Arce Gómez contaron una historia de patas cortas y culparon a Banzer del asesinato y la desaparición del cadáver.Meza murió en su ley, callado o falseando la verdad. Arce Gómez pasa sus días en Chonchocoro, guarda silencio o vive contando historias paralelas.

“La justicia que tarda no es justicia” es un adagio que se cumple a cabalidad siempre que hay retardación, y ya pasaron casi 40 años desde la desaparición del líder del Partido Socialista 1.

No hay mal que dure 100 años ni mentira que se sostenga una eternidad. Al menos en cinco ocasiones se hicieron comités para averiguar lo sucedido en aquellos años de dictadura; pero recién en el último tiempo la Comisión de la Verdad dio sus frutos.

Esta entidad determinó (con base en declaraciones y documentación, inédita hasta hace poco tiempo) que Marcelo recibió los disparos en la sede de la Central Obrera Boliviana (COB), cerca de la plaza Venezuela, y después fue asesinado en el Estado Mayor. Luego fue enterrado con otro nombre en el Cementerio General de La Paz. ¿Sus restos permanecen ahí?, es la pregunta que queda por resolver.

La comisión aún no entrega su informe al Senado y hasta ahora el tema queda en un indiferente estado de quietud. La injusticia muestra su peor rostro y parece que a nadie le importa conocer qué ha pasado durante casi una veintena de años de dictaduras.

Marcelo (quien además era escritor y entre sus obras está una novela titulada Otra vez marzo) habría cumplido 89 años en marzo. Su recuerdo está vivo... y con él también están presentes aquellos desaparecidos que una vez lucharon por un mundo algo más democrático y, por lo tanto, más justo.

* Periodista de La Razón.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia