Columnistas

Elecciones europeas

Esta fiesta muestra varias características, como la alta participación ciudadana para significar sus preferencias.

La Razón (Edición Impresa) / Carlos Antonio Carrasco

00:27 / 01 de junio de 2019

En Europa, el sistema democrático permite excesos de libertad inexistentes en otras partes del mundo; desde la tolerancia a las manifestaciones callejeras de ese conglomerado anárquico y antipático llamado “chalecos amarillos” en Francia, hasta el resurgimiento de grupos neonazis en Alemania o neofascistas en Italia. El único árbitro para dirimir las diferencias son las elecciones transparentes, las cuales permiten constituir los poderes públicos que norman el funcionamiento de la maquinaria institucional, que preserva iguales libertades que autorizan hasta las expresiones más exóticas. Ahí radica la importancia de los comicios realizados el pasado 25 de mayo, para la renovación de los 751 curules del Parlamento Europeo.

Esta fiesta cívica muestra varias características que ameritan considerarse, comenzando por la alta participación ciudadana que acudió a las urnas para significar sus preferencias. Y éstas a su vez nos deparan otras sorpresas: pese a la crisis identitaria, social y ecológica, en el Parlamento se ha consolidado una mayoría pro Unión Europea, que fortalece el combate contra los nacionalismos emergentes, soberanistas y antieuropeos.

Ha sido significativa la derrota de los partidos conservadores y de la vieja derecha; así como también la debacle de la izquierda radical y la fuerte subida de corrientes de extrema derecha lideradas por Marina Le Pen, en Francia, y Matteo Salvini, en Italia, además del Partido del brexit de Nigel Farage, en el Reino Unido. Es un viejo mundo que se derrumba para dar paso a nuevos escenarios políticos, con actores de relevo, a veces generacional, como es el caso, en Francia, del primero de lista del partido Reagrupamiento Nacional (lepenista); el joven Jordan Bardella (23), quien derrotó a la candidata oficialista, fiel a Macron.

Este detalle nos lleva a analizar la importancia del factor demográfico que prevalece en Europa. Empezando por el raudo envejecimiento de la población que amenaza con el colapso de las cajas de pensiones, pasando por la resistencia a la inmigración afromagrebina por una parte, y por otra en contra de los migrantes de los países del sur (España, Portugal, Italia) hacia Alemania o Reino Unido, aparentemente en búsqueda de mejores horizontes. Esos movimientos migratorios alteran, obviamente, el panorama social, particularmente laboral del continente. Mientras la inmigración se caracteriza por personas sin calificación profesional, la emigración señalada más arriba está conformada por cuadros medios con atributos académicos de alto nivel, una especie de fuga de talentos.

La composición del nuevo Parlamento, notoriamente fragmentado, divide sus 751 miembros de la siguiente manera: 38 para la izquierda radical, 153 para la social-democracia, 78 para los ecologistas, 106 para centristas, 174 para la derecha conservadora, 56 para la derecha nacionalista, 117 para la extrema derecha y 29 para otras formaciones. Este mosaico supone imaginativas alianzas para lograr acuerdos de consenso en espinosos temas como la economía, la ecología y, sobre todo, la migración.

A partir de ahora se van a entablar conversaciones para capturar las posiciones de poder dentro de la Unión, como son las presidencias de la Comisión Europea, del Consejo de Europa, del Alto Representante para la Política Extranjera y la Seguridad y, desde luego, para la elección del presidente del Parlamento.

Dura tarea le espera a Emmanuel Macron para consolidar su liderato como guardián de la unidad europea, frente a quienes, con el italiano Matteo Salvini a la cabeza, pretenden minar las bases mismas de la Unión.

* Doctor en Ciencias Políticas y miembro de la Academia de Ciencias de Ultramar de Francia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia