Columnistas

Dilemas de la oposición

Las oposiciones no están aprovechando la posibilidad de alcanzar el poder en las próximas elecciones.

La Razón (Edición Impresa) / Yuri Tórrez

23:58 / 22 de julio de 2019

Después de mucho tiempo, para la oposición (o mejor dicho para las oposiciones), las próximas elecciones nacionales se presentan como una oportunidad para arrebatar el poder al Movimiento Al Socialismo (MAS). Sin embargo, no están aprovechando la chance, no tanto por la acción del oficialismo, sino de la misma oposición, que está envuelta en un conjunto de dilemas.

En las últimas semanas, muchas de las acciones de la oposición han devenido en yerros, los cuales han evidenciado incoherencias al interior del campo opositor. Estas desavenencias se pueden concentrar en dos dilemas, uno táctico y el otro estratégico. El primero se manifestó ante la disyuntiva de ir a las elecciones en un bloque o separados. Y en las últimas semanas los dos partidos opositores con más apoyo electoral, Comunidad Ciudadana (CC) y Bolivia Dice No, se han dedicado a calibrar sus posibilidades para enfrentar al partido oficialista. Análisis que a su a vez estaría impulsando otras disyuntivas. Veamos.

Si van en bloque, el riesgo mayor es que, ante la posibilidad de una segunda vuelta, el bloque opositor se quede sin un alfil para desequilibrar la votación a favor suyo. Si van fragmentados, el MAS podría alcanzar una diferencia mayor al 10% respecto a su inmediato contendor, con lo que eludiría la segunda vuelta. De allí se explica por qué la oposición (sumado a sus altercados internos) ha impulsado algunas acciones en las últimas semanas, como el paro cívico en Santa Cruz y la renuncia del senador Edwin Rodríguez como candidato a la vicepresidencia de la Alianza Bolivia Dijo No, con el argumento de concentrar la votación de la opción para “derrotar” al MAS.

En este escenario, las agrupaciones lideradas por Carlos Mesa y Óscar Ortiz saben que están en una incertidumbre peligrosa. Más allá de deshojar margaritas, frente a la magnitud de sus dilemas, la oposición necesita calcular sus posibilidades para evitar la reelección de Evo Morales.

El otro dilema de la oposición, de mayor envergadura, es de índole estratégica, relacionada con ofrecer un horizonte programático al país o no. Más allá del discurso de inconstitucionalidad de las candidaturas de Evo Morales y Álvaro García Linera, los opositores saben que deben ofrecer una alternativa en términos de una visión estatal al país, y aquí seguramente van a emerger otras disyuntivas.

En un debate de este tipo se enfrentarían al menos dos visiones de país. Pero hasta el momento la oposición ha evitado ingresar en esta discusión, pues se trata de un terreno movedizo. Tendrían que debatir por ejemplo sobre la naturaleza del Estado Plurinacional, las reformas sociales y, sobre todo, sobre la posibilidad de cambiar el actual modelo económico, que ha generado crecimiento.

La oposición podría seguir esgrimiendo el discurso concentrado en el clivaje dictadura/democracia para restarle legitimidad al binomio oficialista. Pese a su desgaste, el discurso en torno a la inconstitucionalidad de los candidatos del MAS podría ser usado para evitar debatir sobre el horizonte estratégico del país. Este tema es fundamental para la contienda electoral. Pero la oposición sabe que está en un dilema, sabe lo peligroso que sería para sus posibilidades electorales discutir sobre la visión de país, pero no hacerlo también implica riesgos. 

* Sociólogo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia