Columnistas

Usar a la gente

La Razón (Edición Impresa) / Lucía Sauma

23:26 / 19 de diciembre de 2018

Hace unos días me convencí de que la mayoría de los políticos basan su información y accionar en las encuestas; las cuales suelen ser encargadas por sus propios partidos u organizaciones. De esta manera, se forman un criterio a partir de información interesada e intermediada por un instrumento totalmente despersonalizado. Estos resultados, junto con otros datos, sirven para que se alienten entre convencidos o conversen con sus contrincantes, quienes en público son enemigos y en privado, sus cotidianos.

Actúan como en un escenario digno de las obras de Moliere, donde montan escenas de discusión en las que no se ahorran insultos o acusaciones con o sin respaldo, y que les sirven para sembrar dudas entre los ciudadanos que observan el mundo de la política como lo hacen con cualquier serie televisiva donde prima la acción. Es decir, todo dentro de un círculo vicioso de poder.

Los dirigentes políticos se saben protagonistas, conocen sus libretos a la perfección. Saben, o sus asesores les indican, qué es lo más atractivo para los medios y para los diferentes públicos. Organizan altercados, debates insulsos, articulan medias verdades que usan en el momento preciso; difunden mentiras en horarios que son convenientes para aparecer en los noticieros o a deshora cuando se trata de emitirlas por las redes sociales, siempre prestas a competir en la carrera de quién miente con mayor rapidez para convencer a más gente.

Esta clase de políticos conocen muchos artilugios y se saben de memoria los corrillos que deben propagar en los oscuros pasillos donde circula el poder, pero no saben nada de la gente, son indiferentes a sus necesidades reales. Están entre sus conciudadanos, pero hace tiempo que dejaron de ser como uno de ellos. Ignoran cómo reacciona la población; desconocen su verdadera opinión. La mayoría ha perdido la intuición, por eso necesitan que la artimaña de una encuesta con un resultado inútil les preste una cuña para dejar de tambalear.

Quienes ejercen el poder y quienes luchan por hacerse de él necesitan un mayor contacto diario con la realidad, no esa que se muestra desde las preguntas cerradas o abiertas, las del Sí o el No. Más bien, necesitan la relación cercana con los ciudadanos, esa que obliga a ensuciarse los zapatos y los gasta de tanto caminar; la de las incomodidades de un minibús; del mercado desordenado y populoso, donde se vende junto a las cebollas y papas el almanaque Bristol, que sobrevive a pesar del smartphone y el mar de información que pueda proporcionar.

La verdad es que muchos políticos prefieren ignorar intencionalmente la realidad, porque aunque se cubran con una piel de anta, seguramente en la noche no podrían dormir.

* Periodista.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia