Columnistas

Golpes de conciencia

Esta es una severa crítica realizada por los insuficientes avances en la lucha contra el calentamiento del planeta.

La Razón (Edición Impresa) / Marlene Quintanilla

00:12 / 05 de febrero de 2019

Nos hemos quedado sin excusas y nos estamos quedando sin tiempo; son las palabras de Greta Thunberg (adolescente de 16 años) al finalizar su intervención en la conferencia de la ONU sobre cambio climático (celebrada en Katowice, Polonia). Fueron golpes a la conciencia cuando dijo: “Ustedes dicen que aman a sus hijos por encima de todo, pero les están robando su futuro ante sus propios ojos”. “Ustedes solo hablan de crecimiento verde (crecimiento económico sostenible) porque tienen demasiado miedo de ser impopulares; solo hablan de seguir adelante con las mismas malas ideas que nos metieron en este lío”. Esta es una severa crítica realizada por los insuficientes avances en la lucha contra el calentamiento del planeta.

Está claro, que la humanidad va perdiendo la batalla, así como Greta, a mí también me interesa la justicia climática y un planeta vivo. Pero ¿cómo lo lograremos? si en países como Bolivia categorizados entre los más vulnerables (Universidad de Notre Dame) la política y economía gira con la venta de combustibles fósiles (principal causa del cambio climático) y el incremento de la deforestación. Si bien conocemos lo que está mal para el medio ambiente; parece que nos da miedo de actuar.

Greta nació en 2003 y en estos 16 años en Bolivia se deforestó más de 3 millones de hectáreas, el tráfico de colmillos ha puesto al jaguar en peligro crítico, humedales RAMSAR como la Laguna Concepción están por desaparecer, la temperatura en promedio incrementó 0,5 ºC y las ciudades crecieron más en cemento que en verde. Hoy se aplauden megaproyectos porque dicen ser inteligentes y modernos, pero no se cuestiona lo ambiental. El país quizás siga sorprendiendo en su legislación ambiental, pero no en su aplicación, dando más ventajas al cambio climático y a los que acumulan más riqueza; mientras tanto los pobres tendrán que migrar buscando mejores condiciones. Hasta 2016 (Centro de Monitoreo de Desplazamiento Interno), más de 24 millones de personas en el mundo son considerados refugiados climáticos, se estima que a 2050 serán más de 140 millones (Banco Mundial).

La adolescencia es la etapa más bonita de la vida, Greta hoy debería disfrutar como muchos lo hicimos. No debería trabajar para cambiar nuestra mentalidad. Somos los responsables en dejar un planeta vivo, “no robemos su futuro”. Cada niño que hoy nace debería tener garantizado además de sus derechos fundamentales, su derecho ambiental a vivir plenamente en el planeta Tierra.

* Directora de Investigación y Gestión del Conocimiento.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia