Columnistas

La agenda

 Los medios tienen el poder de hacernos saber lo que quieren que nosotros sepamos

La Razón (Edición Impresa) / Freddy Morales *

22:15 / 01 de marzo de 2019

Después de por lo menos 10 años, fue noticia que el venezolano Nicolás Maduro llame al presidente de Bolivia, Evo Morales, “Jefe Indio del Sur”. Una simple revisión de la forma en que Maduro se refiere al Mandatario boliviano revelará que en decenas, sino centenares, de ocasiones lo llamó de ese modo. Pero fue noticia recién esta semana como parte de una sostenida campaña de desinformación para desacreditar al Presidente de Venezuela. Es obvio el interés de desacreditar al Presidente venezolano y crear malestar entre los propios masistas, cuyo jefe, Evo Morales, no retacea su respaldo a Maduro. Algunos diputados y prominentes militantes de ese partido cayeron en la trampa mediática y anunciaron que “pedirán respeto”.

El invento “noticioso” decía que se había publicado un video en el que Maduro se refería a Evo como “Jefe Indio del Sur”, mientras que a Miguel Díaz-Canel, de Cuba, lo llamaba “presidente”. Para añadir gasolina al fuego, las versiones recordaban que, en enero último, el diputado de Río de Janeiro, Rodrigo Amorim, dijo que Bolivia estaba gobernada por un “indio” y que esa referencia había provocado malestar en el Movimiento Al Socialismo (MAS).

Por supuesto que las “versiones” no incluyeron el importante hecho de que el brasileño se refirió de modo ofensivo y despectivo, calificó de basura urbana una aldea en Río de Janeiro habitada por indígenas de su país, y tampoco se reprodujo su “a quien le gusta el indio que vaya a Bolivia que, además de ser comunista, sigue presidida por un indio”.

Esta “creación de agenda” por los medios de comunicación hace años fue genialmente retratada por el filósofo argentino José Pablo Feinmann: “Si yo tengo un diario a la mañana, dos radios a la mañana, dos radios a la tarde y dos canales de televisión a la noche, a la mañana lanzo cualquier noticia en la primera de las radios, en la segunda de las radios llamo a uno de los implicados en la noticia y lo pongo en contacto con cualquier otra persona, discuten, se pelean, ya tengo armada la noticia. En el noticioso del mediodía digo gran debate entre fulano y mengano, se debate, opinan otros, a la tarde saco en la primera plana: el escándalo del día es éste. Y a la noche hago una enorme mesa redonda en mi canal con los grandes filósofos, pensadores, economistas, periodistas y todo el mundo está discutiendo lo que a la mañana a mí se me ocurrió largar. Ésta es la verdad del poder, ahí nadie está discutiendo la verdad, está discutiendo la verdad que un determinado poder mediático impuso ese día en la sociedad”.

Además, José Pablo Feinmann afirma que los medios tienen el poder de hacernos saber lo que quieren que nosotros sepamos y que “las verdades incluso colisionan entre ellas, se odian entre ellas, guerrean entre ellas, pero la que triunfa, la que ejerce una hegemonía, siempre es la que está respaldada por la mayor fuente de poder que la emite”.

Aquí, en el último tiempo, hasta parece un ejercicio de creatividad el inventar agenda noticiosa. Nada más que otros dos botones de muestra: “el gasolinazo” cuando se anunció la venta de la gasolina Ron 91 y “el pánico” en el Gobierno por una supuesta debacle económica cuando el Banco Central de Bolivia (BCB) cerró su ventanilla de venta de dólares al público.

* es periodista.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia