Columnistas

Pensar Bolivia

Callarse puede ser bueno para la pacificación, pero no es suficiente para un proceso de reconciliación pendiente

La Razón (Edición Impresa) / Lourdes Montero

02:51 / 02 de diciembre de 2019

Toda la semana hemos accedido a una serie de artículos que nos desafían a pensar Bolivia a pesar del atontamiento y perplejidad que la coyuntura nos provoca. Todavía no podemos prever si esta frágil tregua social nos llevará a un proceso electoral o tan solo estamos conteniendo otra etapa del conflicto. Renunciando a la tentación de responder ideas con las que no concuerdo, prefiero continuar la conversación con quienes tratan de ir más allá de posicionarse en la trinchera de “fraude” o “golpe”.

Una primera idea que me gustaría profundizar es la planteada por Rita Segato para el Parlamento de las Mujeres de Radio Deseo. La frase polémica que enciende la ira de algunos es su afirmación “Evo cayó por su propio peso”. Esa afirmación, que Rita luego matiza como una protesta contra el binarismo de pensar la política entre buenos y malos (y por tanto comprender el golpe también desde los desaciertos de Morales), saca a colación lo que estamos viviendo ahora: ¿podemos criticar acciones de un proceso sin por ello ser calificadas como traidores/as? Y Rita complementa la idea preguntando ¿cuál es el momento oportuno para criticar?

Y es que, si sacamos a colación, con ánimo reflexivo, los errores del masismo, inmediatamente nos advierten que favorecemos a Camacho. Por otro lado, si protestamos contra acciones del Gobierno de transición (como el inaceptable Decreto Supremo 4078 o el retorno de la Biblia al Palacio), seguramente estamos en contra de la pacificación y encubriendo destrozos y vandalismo. En ese ánimo de confrontación, ¿es posible pensar el país? Y lo que es más importante, ¿es posible pensar una agenda electoral con un horizonte de bien común? Callarse temporalmente puede ser bueno para la pacificación, pero no es suficiente para un proceso de reconciliación pendiente.

En ese marco binario y contrapuesto que marca nuestro diálogo, Fernando Molina nos lleva a reflexionar sobre un destino nacional marcado por un inexorable péndulo. Con una mirada de los últimos 30 años nos recuerda cómo hemos transitado de concepciones liberales de mercados abiertos, Estado reducido y privatización a concepciones nacionales-populares de mercados intervenidos, nacionalizaciones y redistribución de la riqueza. En el apogeo de ambas concepciones, quienes la protagonizaron la suponían perdurable, creando así la imagen de “fin de la historia”. De acuerdo con Molina sobre el posible escenario pendular que nos espera si el electorado no comprende sus riesgos (Argentina y Brasil ya lo experimentaron).

Sin embargo, creo que, al oscilar, nuestro péndulo no vuelve necesariamente a las mismas ideas del pasado inmediato, sino que pueden contener en su despliegue principios incluso más retrógrados como los que portan las élites de algunos grupos de poder. No es la oscilación del péndulo hacia el protagonismo de un ciudadano libre, consumista y moderado lo que nos espanta, sino la legitimación por las urnas de una nueva élite portadora de ideologías totalitarias y fundamentalistas. Frente a esa amenaza de la historia ¿podemos pensar con serenidad el país?, ¿qué podría contener el nuevo pacto social que nos tranquilice sobre el temor de un posible retroceso? ¿Serán las urnas nuevamente quienes contengan la disputa de dos horizontes de país tan dispares?

Pensar Bolivia en un periodo electoral tan complejo como el que vivimos requiere cuando menos tres principios clave que todavía no hemos alcanzado. Primero, superar la historia binaria del conflicto, que nos permite escuchar tan solo aquello que coincide con nuestra verdad. Segundo, abandonar la negación del otro como estrategia para eliminar la confrontación. Y, por último, renunciar a entender la política como un campo de batalla donde la victoria es producto de la total aniquilación del adversario.

* Es cientista social.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia