Columnistas

Constitución

La Constitución es el paradigma estructurante y estructurador de todo el sistema jurídico de un Estado.

La Razón (Edición Impresa) / Farit Rojas Tudela

00:51 / 19 de junio de 2017

Se denomina Constitución a la ley fundamental que goza de jerarquía y superioridad respecto a las demás leyes del Estado, y que rige el ejercicio del poder público, organiza la forma-Estado y la forma de gobierno de ese Estado, reconoce derechos a individuos y colectividades, presenta las garantías y acciones para su defensa y regula la producción del Derecho. Es decir, es la norma normarum, lo que significa que las normas son normas solo si están elaboradas mediante los procedimientos y órganos establecidos en la Carta Magna. La Constitución, en este sentido, es la fuente de las fuentes del Derecho. Pero también se denomina Constitución al texto que trae consigo a esta ley fundamental. Nos referimos al texto articulado que puede encontrarse en una librería jurídica.

Durante muchos años, los constitucionalistas han tratado de otorgar una definición a la idea de Constitución. Para Montesquieu, una Constitución era aquella que dividía y separaba los poderes del Estado y de esta manera aseguraba y garantizaba el ejercicio de derechos. Doscientos años más tarde, para los neoconstitucionalistas la idea de Constitución denota un ordenamiento de tipo liberal que tiene por finalidad presentar las normas fundamentales de un Estado, normas que disciplinan la organización de los Estados, normas que disciplinan la relación entre Estado y ciudadanía, normas que disciplinan la legislación, normas que expresan valores y principios que informan todo el ordenamiento jurídico de un Estado.

En cuanto a su etimología, el término Constitución proviene de las voces latinas constitutio, que significa constituir, fundar, instituir; y de constituere, que se refiere al establecimiento de algo definitivo. La raíz latina que remite a estas voces muestra la tensión entre la constitutio y la constituere, en tanto la primera muestra un dinamismo y la segunda, un estadio.

En tanto dinamismo, la Constitución es el paradigma estructurante y estructurador de todo el sistema jurídico de un Estado, incluso de un pluralismo jurídico. En tanto estadio, la Constitución es la garantía pétrea del ejercicio legítimo y legal del poder, así como de la garantía del ejercicio de derechos fundamentales. Esta garantía pétrea se expresa en su perdurabilidad debido a su fundamentalidad, por ello la Constitución es la norma que busca una más larga permanencia en el tiempo, y se postula como la norma de más alta jerarquía del sistema jurídico de un Estado.

La Constitución moderna, es decir tal y como se la conoce hoy en día, tiene su origen en los procesos revolucionarios europeos de los siglos XVII y XVIII, siendo la primera de su tipo la Constitución norteamericana de 1787. En consecuencia, se puede decir que toda Constitución es liberal por excelencia.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia