Columnistas

Ciudadanos/as, no migrantes

Los países de la región avanzan pasito a paso en el reconocimiento de nuestra identidad regional.

La Razón (Edición Impresa) / Adalid Contreras Baspineiro

00:23 / 12 de octubre de 2017

Me tocó recién renovar documentación para mi transitoria residencia en el Ecuador. Opté por realizar personalmente los trámites para verificar, desde adentro del funcionamiento del sistema estatal, si hay avances en la tramitología que concretiza los propósitos integracionistas de las ciudadanías agregadas. La experiencia fue reconfortante, primero por la organización descentralizada y tecnificada del proceso, pero sobre todo por la apropiación nacional de normativas regionales que en la práctica están llevando a que los migrantes seamos cada vez menos extranjeros en los países hermanos.

Con estos sistemas puestos al servicio de la gente soñamos en la CAN hace unos años, cuando lanzamos la campaña “Comunidad Andina: esta es mi tierra, esta es mi casa”, para que los ciudadanos de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú conozcamos los derechos que nos asisten como ciudadanos andinos y que son complementarios a los que ya gozamos como nacionales.

Con una mirada integral, los esquemas de integración del continente han dado pasos significativos para la facilitación del libre tránsito de las personas, superando una tradicional inclinación por priorizar la libre circulación de mercancías. Los derechos ciudadanos supranacionales son de distinta naturaleza y alcance. Por ejemplo, la Comunidad Andina (CAN) tiene medidas que facilitan el ámbito laboral con Decisiones que norman el reconocimiento de un trabajador andino en otro país andino, con los mismos derechos de un nacional en términos de empleo y de seguridad social.

Uno de los símbolos representativos de la ciudadanización regional en los países suramericanos son los pasaportes comunitarios (Andino, Mercosur, Unasur), que resultan fundamentales no solo como documentos de viaje, sino también como factores de identidad regional, así como de seguridad por los mecanismos de verificación individualizados que contienen. La portabilidad de estos pasaportes está complementada con otras medidas como la atención en ventanillas especiales que alivian el paso por los principales aeropuertos. También representa una ventaja la posibilidad de viajes portando solo el documento de identidad nacional, sin necesidad de pasaporte ni visa, por ejemplo para ciudadanos andinos en países andinos. Y es destacable el Reglamento de Atención Consular que tiene la CAN, para que ciudadanos de uno de los países del bloque puedan ser atendidos por los consulados de otros países andinos donde no existiera uno de su propio país.

Pero acaso la conquista más significativa sea el derecho de residencia, que ya lo tiene normado el Mercosur, y ahora también Unasur, y que consiste en que ciudadanos de sus países miembros y asociados que radican en otro país se benefician con el otorgamiento de una visa de residencia temporal o definitiva, de todos los derechos civiles y políticos así como económicos, sociales y culturales, que gozan los ciudadanos del país receptor. Dependiendo de las normas nacionales, se puede ejercer el derecho al voto, acogerse a la jubilación, recibir créditos, atención de salud, educación, e incluso excepcionalmente ejercer cargos públicos.

En tiempos en los que algunos países se empeñan en amurallar fronteras y discriminar migrantes y desplazados, los países de nuestra región avanzan pasito a paso en el reconocimiento de nuestra identidad regional tejiendo la diversidad. En este camino ciertamente que no bastan las normativas ni las medidas técnicas que las implementan, hace falta seguir trabajando, sobre esta base, en la construcción de una cultura integracionista, para que los hermanamientos sin racismos ni xenofobias sean parte de nuestras vidas cotidianas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia