Columnistas

Arte para el ajayu

Todos estos nuevos espacios culturales tienen grandes potencialidades, pero depende de los artistas y de nosotros como público nutrirlos con nuestra asistencia para que puedan crecer en su máxima capacidad.

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Vargas*

22:22 / 10 de agosto de 2019

Que te rompas una pierna” o “mucha mierda”... es la forma en que los artistas —en forma de conjuro invertido— se desean mutuamente éxito en el escenario. ¿Por qué? Porque el arte implica también mística, ese algo sobrenatural que está más allá del virtuosismo, de la técnica o del ensayo. Por eso es importante “pisar teatro” horas antes de la escena, para que ese ajayu del espacio escénico, esa energía que le van dejando los artistas que se suben en él pase como posta mágica al siguiente creador, para permitir que todo marche sobre ruedas, para evitar que inexplicablemente falle un micrófono, no encienda una proyectora o suceda un accidente.

Esta energía no surge de un momento a otro. Y como dijo Ariel Baptista, director de la compañía Tabla Roja en el estreno de su nueva obra en el flamante teatro Doña Albina del Espacio Simón I. Patiño, un espacio nuevo como aquel, con todas las comodidades y la cobertura de requerimientos técnicos necesarios para un espectáculo profesional, también necesita nutrir su ajayu, tanto con la presencia de artistas como del público que vivirá dentro intensas emociones. Teatro, danza y música son parte de la propuesta de este nuevo escenario en la avenida Ecuador, entre Rosendo Gutiérrez y Quito, en Sopocachi.

Como un conjuro repleto de alegría y artistas fue la fiesta de inauguración de la nueva sede de Casa Grito, que dejó su espacio en Los Pinos para ofrecer a público y artistas una mayor comodidad y nuevos ambientes para cursos, espectáculos, proyección de videos, y para que el público pueda esperar con un café a que empiece la función. Gracias a una alianza con la escuela de actuación HAPA, Casa Grito está ahora en el corazón de San Miguel, en la calle José María Zalles 939. Con entradas agotadas se inauguró allí la segunda temporada de Amor, obra de teatro escrita y dirigida por Denisse Arancibia.

Y mañana, a las 19.00, la Estación Central de las Artes ESCENARTES se presentará en el edificio patrimonial de la Estación Central de Mi Teleférico. Este proyecto está cargo de Carlos Sivila, Denisse Gálvez y el colectivo Mestizo Cultural, y en el cual se busca la interacción entre los cultores de distintas artes para el surgimiento de nuevas propuestas, con diversos espacios para ensayos, talleres, salas de lectura y escenarios para presentaciones.

Todos estos nuevos espacios culturales tienen grandes potencialidades, pero depende de los artistas y de nosotros como público nutrirlos con nuestra asistencia para que puedan crecer en su máxima capacidad. Y así, juntos, podamos construir un gran ajayu crítico, propositivo y sensible, pues el arte es una poderosa herramienta de transformación que nos encamina a una vida mejor.

* es periodista de La Razón.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia