Columnistas

Todos somos Al-Azar

La Razón (Edición Impresa) / Tribuna - Manifiesto público

09:20 / 08 de diciembre de 2019

A finales de 2010 todos los periódicos de Bolivia acordaron publicar sus portadas en blanco con un único titular: “No hay democracia sin libertad de expresión”. Protestaban así contra dos artículos del proyecto de Ley de Lucha Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación por ser —en su criterio— atentatorios contra el derecho humano de la libre expresión.

Hoy, a finales de 2019, una viñeta en el periódico La Razón fue publicada también en blanco después de que el artista y caricaturista Alejandro Salazar, que firma como Al-Azar, hubiera recibido amenazas de muerte y después de un pronunciamiento público y colectivo (sin firmas) de la redacción de dicho diario, además de una columna sindical, “deslindando” responsabilidades del trabajo de su colega.

Salazar —tres veces Premio Nacional de Periodismo en la categoría Caricatura— fue, es y será un crítico del poder. Fue un crítico agudo del gobierno del MAS y es un crítico frontal del transitorio gobierno actual. Y seguramente lo será con el que venga. Por esta condición ya sufrió censuras sociales en el pasado.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, en su artículo 19, dice: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

La Constitución Política del Estado, en su capítulo VII, dice: “El Estado garantiza a las bolivianas y los bolivianos el derecho a la libertad de expresión, de opinión y de información, a la rectificación y a la réplica, y el derecho a emitir libremente las ideas por cualquier medio de difusión, sin censura previa”. Capítulo VII de la CPE sobre la “Comunicación social”. Parágrafo II del artículo 106.

En 1985, la Corte Interamericana de Derechos Humanos estableció: “La libertad de expresión es una piedra angular en la existencia misma de una sociedad democrática. Es indispensable para la formación de la opinión pública”.

Hoy, en pleno siglo XXI, en nuestro país, canales de televisión son retirados de la grilla (la cadena venezolana Telesur y la cadena rusa RT); se ha amenazado a “periodistas sediciosos” y no es posible disentir sin recibir una enorme e intolerable crítica social, que se expresa en las redes y que cierra el espacio a la disidencia en muchos medios de comunicación.

La libertad de opinión es la libertad de disentir, y no la de estar de acuerdo, porque esta última existe hasta en las peores dictaduras. Al mismo tiempo, sin libertad de expresión, no hay democracia.

Por estas razones expresamos nuestro respaldo al caricaturista Al-Azar, que es nuestro apoyo a su derecho permanente a tomar la palabra y a defender lo que crea correcto.

Patricia Vargas

Fernando Mayorga

Verónica Rocha

Horst Grebe

Farit Rojas

Fernando Molina

José Luis Exeni

Esteban Ticona

Dionisio Garzón

Rubén Atahuichi

Lourdes Montero

Ricardo Bajo

Freddy Morales

Édgar Arandia

Lucía Sauma

Yuri Tórrez

Julieta Paredes

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia