Nacional

En La Paz y Cochabamba se intensifican gestiones para desmovilizar a sectores sociales

La ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, anunció la instalación de un diálogo en Palacio Quemado con dirigentes de la Federación de Juntas Vecinales de El Alto y de las 20 provincias del departamento de La Paz.

Desde Senkata, en El Alto, parte la marcha con destino a La Paz en la que se llevan los cuerpos de los fallecidos el martes. Foto: APG

En Senkata, El Alto, antes de que la marcha que exige la renuncia de Jeanine Áñez parta rumbo a La Paz. Foto: APG

La Razón Digital / Paulo Cuiza / La Paz

00:47 / 22 de noviembre de 2019

En La Paz y Cochabamba se intensifican las gestiones para desmovilizar a los sectores sociales que marchan en apoyo a Evo Morales y en rechazo al gobierno de Jeanine Áñez. El Alto, en La Paz, es la zona de mayor conflictividad, donde el martes hubo ocho muertes en medio de la evacuación de cisternas con combustible y carros cargados de gas licuado de petróleo.

La presidenta Jeanine Áñez lamentó este jueves los decesos en El Alto y puso a disposición el gabinete en pleno para instalar el diálogo, además pidió el acompañamiento de la Iglesia y de organismos internacionales.

Más tarde, la ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, anunció para este viernes la instalación de un diálogo con dirigentes de la Federación de Juntas Vecinales de El Alto y de las 20 provincias del departamento de La Paz, en Palacio Quemado, en busca de encontrar consensos con miras a pacificar el país.

No hay una solo dirigencia en El Alto, por lo que se hace complejo encontrar interlocutores válidos.

"Hemos tenido el primer acercamiento con la Fejuve y las provincias, han pedido que yo me convierta en garante de diálogo para poder hablar también con los 20 dirigentes de las provincias del departamento de La Paz. Ellos en las próximas horas, todavía no tenemos la hora exacta, van a estar presentes en la reunión que se va a llevar a cabo en Palacio Quemado", confirmó.

Cochabamba también ha sido foco de violentos conflictos, que el viernes 15 se saldaron con nueve muertes por impacto de bala, como ocurrió en El Alto. Los cocaleros trataron de ingresar desde Sacaba a Cochabamba pero fueron contenidos por un contingente policial-militar.

Una Comisión de Pacificación logró reunir en las últimas horas a mineros, regantes y cocaleros. "Hay una gran disposición de diálogo y de búsqueda de caminos de pacificación para el departamento (...) hemos visto la total y plena predisposición para avanzar, todos quieren diálogo y la pacificación en Cochabamba", dijo entusiasmado Oscar Omar Aparicio, arzobispo de Cochabamba.

Las protestas son en respaldo a Morales, que dimitió el 10 de noviembre en medio de una presión cívica, a la que se sumó un motín policial y la sugerencia del entonces comandante de las Fuerzas Armadas Williams Kaliman al Presidente de dimitir.

Desde El Alto descendió este jueves una masiva marcha con tres ataúdes de sus compañeros muertos. En el Obelisco, a pocas cuadras de la plaza Murillo, se apostaron militares y policías para contener la marcha. Hubo lanzamiento de agentes químicos y todo un operativo que tomó el control y dispersó a los movilizados.

También en La Paz hay gestiones hacia un acuerdo político que contribuya a neutralizar las protestas sociales con un llamado a elecciones. El embajador de la Unión Europea (UE) en Bolivia, León de la Torre, es parte de esos esfuerzos e informó de la reunión con la bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS), donde -dijo-  se garantizó que ese instrumento político no será excluido de las próximas elecciones y se les pidió llamar a sus bases a dejar de lado las movilizaciones.

"Una reunión muy interesante, muy fructífera con la bancada del MAS, para conocer sus preocupaciones. Les hemos transmitido nuestro compromiso por un proceso electoral limpio y transparente, con sus garantías constitucionales para que no exista la supresión política alguna y colaborar en todo lo que nos han pedido", explicó el diplomático.

Hay intensas reuniones. El monseñor Eugenio Scarpellini, a nombre de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), pidió bajar el tono de violencia y trabajar en la convocatoria a unas elecciones limpias y transparentes, mientras que la presidenta del Senado, Eva Copa, demandó una vez más la desmilitarización del país.

"Solo pido a la Policía y a las Fuerzas Armadas dejar descansar en paz a nuestros muertos (...) lo más importante es mantener la calma, respetar los derechos humanos, bajar los ánimos y poder sentarse y entablar mesas de diálogo para pacificar el país", dijo Copa a la prensa, tras la gasificación a la marcha que descendió desde El Alto.

En Oruro también hay esfuerzo por consolidar la paz. Bajo ese escenario se buscan acercamientos y acuerdos para pacificar Bolivia.

 (22/11/2019)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia