Nacional

EEUU reportó en 2008 riesgos de magnicidio y de golpe contra Evo

Dos cables diplomáticos hablan de amenazas de desestabilización en 2008, cuando el conflicto se concentró en Santa Cruz y el Gobierno denunció un ‘golpe cívico prefectural’

Protestas. En 2008, turbas violentas en Santa Cruz tomaron y saquearon instituciones públicas. Sectores sociales oficialistas iniciaron un cerco.

Protestas. En 2008, turbas violentas en Santa Cruz tomaron y saquearon instituciones públicas. Sectores sociales oficialistas iniciaron un cerco. Foto: APG-ARCHIVO

La Razón (Edición Impresa) / Carlos Corz / La Paz

00:00 / 04 de octubre de 2015

A las 20.15 del 17 de septiembre de 2008, la Embajada de EEUU envió un reporte “secreto” a Washington para informar de fuertes rumores de derrocamiento de Evo Morales, vía magnicidio o golpe. Y definió analizar escenarios de concretarse la amenaza.

Otro cable diplomático con parecido tenor fue evacuado siete días después, el 24 de septiembre, también con el rótulo de “secreto”. En éste se informa de la decisión de desarrollar un plan de respuesta inmediata en caso de una emergencia como un “intento de golpe o la muerte del presidente Morales”.

Los documentos fueron revelados por WikiLeaks y recogidos en una investigación desarrollada por Alexander Main y Dan Beeton, del Centro para la Investigación Económica y Política, con sede en Washington, publicada por Russia Today (RT). El vicepresidente Álvaro García afirmó ayer que los reportes confirman el plan de desestabilización de entonces, bautizado como “golpe cívico prefectural” por el Órgano Ejecutivo.

Turbas. Bolivia vivió uno de los momentos más difíciles en 2008, que en septiembre se centró en Santa Cruz con la toma de instituciones por turbas lideradas por la Unión Juvenil Cruceñista y, desde el otro frente, fue tendido un cerco por sectores sociales afines al oficialismo. También fue el año de cuestionados referéndums autonómicos impulsados por los prefectos de Beni, Pando, Santa Cruz y Tarija (Ernesto Suárez, Leopoldo Fernández, Rubén Costas y Mario Cossío, respectivamente), parte del bloque opositor denominado “media luna”, apoyados por su par en Cochabamba, Manfred Reyes Villa.

La legación diplomática estadounidense formó un Comité de Acción de Emergencia (EAC, por sus siglas en inglés), donde estaban representantes de instancias como las agencias DEA, Usaid y la NAS. “Este Comité de Emergencia desarrolla un plan de respuesta inmediata en caso de que ocurra una emergencia repentina, un intento de golpe de Estado o la muerte del presidente Morales. La cabeza de sección o agencia enviarán más información”, refiere el reporte diplomático leído ayer por García en un acto desarrollado en Cochabamba.

Parte de otro documento de la legación diplomática, traducido de forma no oficial y enviado la noche del 17 de septiembre de 2008 establece: “Se incrementan los rumores sobre amenazas al presidente Morales. EAC formará un grupo de trabajo para revisar las consecuencias de que Morales sea removido del poder por asesinato o golpe”.

Siete días después, a las 17.12 del 24 de septiembre, otro cable ya habla de un plan de contingencia, según una traducción no oficial: “EAC desarrollará, con SSAT, un plan para respuestas inmediatas en caso que ocurra una emergencia repentina, por ejemplo un intento de golpe o la muerte del presidente Morales”.

Autonomía. “¿Qué significa esto? Que han intentado derrocar a nuestro presidente Evo, que han intentado matar a nuestro presidente Evo”, aseveró ayer el Vicepresidente, apoyado también en una nota de prensa del portal RT. En agosto de ese año, Morales y García fueron ratificados por un referéndum revocatorio, junto con los prefectos Costas, Cossío, Fernández y Suárez, excepto Reyes Villa. La autonomía departamental y el referéndum de enero de 2009 para la aprobación de la nueva Constitución eran los focos de conflicto. Y el clímax llegó el 11 de septiembre de 2008, con la denominada “masacre de Porvenir” en Pando, con 13 muertos, que provocó el arresto de Fernández.

Ese mes, el embajador de Estados Unidos, Philip Goldberg, fue declarado persona no grata y expulsado de Bolivia por el Gobierno, acusado de injerencia en asuntos internos. Similar suerte corrieron las agencias la DEA, NAS y Usaid. En abril del siguiente año, se desbarató una célula separatista liderada por Eduardo Rózsa  y que tenía como epicentro de operaciones a Santa Cruz, de acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía.

En el cable diplomático del 24 de septiembre de 2008 también se evalúa la oportunidad de informar o no, en ese conflictivo momento, del retiro de Bolivia de la Ley de Preferencias Andinas y Erradicación de la Droga (ATPDEA, por sus siglas en inglés), y sobre un informe de la situación del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada en EEUU. Al final, la exclusión del programa de preferencias arancelarias ocurrió en noviembre de 2008.

Y la legación diplomática de Estados Unidos también indica que se buscará contacto con la Cancillería boliviana para garantizar “que el Gobierno facilite una evacuación (del personal estadounidense) en caso de que sea necesario, aunque pone en duda que éste cumpla con su obligación. La Razón no pudo ubicar ayer a funcionarios de la embajada estadounidense para tener su versión sobre este tema.

Usaid entregó $us 4 millones a prefecturas

Estados Unidos hizo un seguimiento de lo que ocurría en el proceso constituyente y tomó contacto con oficialistas y opositores, según cables de su embajada, enviados a Washington. Aparte, un documento de Usaid revela 101 “subvenciones” por $us 4 millones “para ayudar a los gobiernos departamentales a operar más estratégicamente”.

La nota del portal digital RT (Russia Today), donde se informa de los reportes diplomáticos desde Bolivia, filtrados por WikiLeaks, publica el cable del 26 de abril de 2007. “Los asambleístas fueron cordiales el uno al otro, pero es dolorosamente obvio que hay una gran brecha entre el MAS y las posiciones de la oposición”, refiere el parte traducido de forma no oficial. En éste se mencionan reuniones con miembros de Podemos, el MAS, UN, Autonomía para Bolivia, René Joaquino, Mario Virreira y David Sánchez. El embajador Philip Goldberg firma el reporte.

Un informe de Usaid, desprendido de la nota de RT, da cuenta de un apoyo de más de $us 4 millones a los gobiernos departamentales para que operen “más estratégicamente, para mejorar la prestación de servicios y alcance a tanto urbanos y las comunidades indígenas rurales, y para ayudar a que los prefectos se conviertan en promotores de éxito económico regional al desarrollo”. Además informa de apoyo a la Constituyente para labores de información.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia