Nacional

Sin Morales, CIDH inaugura el 171 periodo de sesiones en medio de reclamos por el 21F

Movilizaciones en contra de la repostulación del presidente Evo Morales marcan las audiencias de la CIDH que confirmó que recibirá a la sociedad civil el miércoles. El canciller Diego Pary y el ministro Héctor Arce defendieron la solvencia de la democracia boliviana

Autoridades bolivianas y los comisionados de la CIDH.

Autoridades bolivianas y los comisionados de la CIDH. Foto: Cancillería

La Razón Digital / Rubén Ariñez / La Paz

13:41 / 11 de febrero de 2019

Sin la presencia del presidente Evo Morales, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instaló el 171 Periodo de Sesiones en la ciudad de Sucre, capital de Bolivia, en su primera visita que está marcada por los reclamos en torno al 21F. El canciller Diego Pary presentó las excusas y atribuyó a “razones imprevistas” la ausencia del gobernante boliviano.

“Quiero transmitir las excusas del presidente Evo Morales Ayma que por razones imprevistas no ha podido estar presente en este importante acto de inauguración del 171 periodo de sesiones de la CIDH”, señaló Pary en el acto de inauguración.

“Él está siguiendo de cerca cada una de las actividades de la comisión, está acompañando toda la parte organizativa de manera personal y hubiese querido estar presente en este acto, pero lamentablemente por situaciones imprevistas no ha podido llegar hasta la ciudad de Sucre”, añadió.

Además de ese evento, el gobernante boliviano tenía previstas otras dos actividades más temprano, una de ellas la reunión con el Alto Mando Militar, cuya actividad no fue reflejada por las redes sociales de los ministerios de Comunicación y Presidencia, como lo hacen de forma habitual.

El Centro Internacional de Convenciones y Cultura (CICC), donde se realizó el acto de inauguración, estuvo matizado por la presencia de organizaciones sociales afines al gobiernista Movimiento Al Socialismo (MAS) y activistas del 21F, el referéndum en el que se rechazó la repostulación del presidente Morales que fue habilitada un año y medio después por un fallo constitucional.

Para la presidenta de la CIDH, Esmeralda Arosemena de Troitiño, el reconocimiento a las naciones indígenas, por ejemplo, es la muestra plena del ejercicio de la democracia. Los comisionados instalarán unas 30 audiencias a las que concurrirán los peticionarios en temas ajenos al país anfitrión y el miércoles se abrirá un espacio para recibir a la sociedad civil, recordó.

"Esa es la democracia, el poder de que cada quien pueda expresarse", destacó Arosemena sobre las manifestaciones que rodean al periodo de sesiones

Políticos opositores también aguardan en Sucre la cita con los comisionados para referirse a ese reclamo y el presunto riesgo de la democracia boliviana, pero en el evento, Pary y el ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Héctor Arce, se encargaron de “garantizar” su solvencia y el ejercicio de los derechos.

“Bolivia es y ha sido uno de los países del continente que de manera constante ha cumplido con todas sus responsabilidades y compromisos en el sistema interamericano el número de casos y de peticiones en la CIDH son pocos en relación a otros países del hemisferio; sucede lo mismo con los casos presentados ante la Corte Interamericana”, destacó Pary.

Luego agradeció a los comisionados “por su decisión de sesionar en Bolivia y poder reconocer y poder conocer también de manera directa los grandes avances que ha tenido nuestro estado plurinacional en diferentes ámbitos, y también en materia de derechos humanos”.

Por su lado, Arce destacó los alcances del nuevo modelo de Estado que fue refrendado con la vigencia de la Constitución Política del Estado (CPE) de 2009. Por el contrario, cuestionó la “democracia pactada” que, dijo, “se apoderó de los derechos ciudadanos” y trajo consigo “hambre y miseria”.

Tras ello, destacó la elección de los gobernantes, asambleístas y autoridades judiciales a través del voto popular y otros “logros” que ha conseguido el denominado proceso de cambio que gobierna desde 2006 y cuyo líder, el presidente Morales, aspira a su cuarto mandato consecutivo.

Arce aseguró que la Carta Magna se caracteriza por haber desarrollado de forma amplia y como nunca antes la declaración de los derechos humanos.

Así, mencionó que “nuestra ley fundamental establece que los tratados internacionales sobre derechos humanos que declaren derechos más favorables a los contenidos en la misma Constitución se deben aplicar de manera preferente sobre esta. Así, los derechos reconocidos en la Constitución serán interpretados de acuerdo a los tratados internacionales de derechos humanos”.

Bajo un argumento similar, el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) validó en noviembre de 2017 la repostulación de Morales tras citar los derechos políticos del Pacto de San José de Costa Rica.

“Gracias a esta previsión, en Bolivia, todos los nuevos derechos que van desarrollándose permanentemente en el derecho internacional prevalecen y prevalecerán en el orden interno”, subrayó Arce.

“En cuanto a derechos humanos y democracia esta es pues la realidad de la nación boliviana, una nación que ha despertado de una larga noche de más de 180 años y que hoy amanece a la luz de la esperanza de la mano del primer presidente indígena de la historia de nuestra nación, de la historia de la humanidad y por qué no decirlo el mejor Presidente que ha podido tener en toda su vida institucional”, argumentó.

Asimismo dijo que Bolivia “vive un momento extraordinario quizá como nunca otra nación en todo el continente americano. Ha construido una profunda estabilidad social, económica y política y ha conseguido una gran dignidad como Estado”, añadió el titular de Justicia.

(11/02/2019)

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia