Mundo

Luego de 59 años, Cuba cambia de ‘apellido’

Castro deja el poder en manos del confiable Miguel Díaz-Canel. Hoy 19 de abril se recuerda la victoria en Bahía de Cochinos. El relevo está pactado. El cargo será ocupado por un hombre que nació dos años después de la Revolución.

Fotografía cedida por Cubadebate que muestra al presidente de Cuba, Raúl Castro (c-i), y al primer vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel (d), durante la sesión constitutiva de la IX legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Foto: EFE

Fotografía cedida por Cubadebate que muestra al presidente de Cuba, Raúl Castro (c-i), y al primer vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel (d), durante la sesión constitutiva de la IX legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Foto: EFE

La Razón (Edición Impresa) / Erick Ortega con datos de Prensa Latina, AFP, EFE, El País / La Paz

08:43 / 19 de abril de 2018

Histórico. Por primera vez desde el triunfo de la Revolución cubana, no será un miembro de la familia Castro quien asuma la presidencia en la isla. El llamado a suceder a los mentores de la revolución es Miguel Díaz-Canel.

Son 59 años en los cuales la presidencia cubana estuvo liderada por Fidel y Raúl Castro, ambos participaron en la revuelta de 1959 cuando se acabó con la dictadura de Fulgencio Batista (en el cargo desde 1952), afín al gobierno de Estados Unidos.

Primero fue Fidel —quien mandó en la isla desde 1959 hasta 2006— y luego Raúl —entre 2006 y 2018— quienes se hicieron cargo de guiar a la isla por los caminos de la revolución socialista.

Ayer, la Asamblea Nacional de Cuba se reunió para votar por los candidatos a ocupar los puestos del Consejo de Estado, elegidos por una Comisión Electoral Nacional. Díaz-Canel fue propuesto como único postulante a la presidencia. El resultado se anunciará oficialmente hoy.

El “comandante” Fidel Castro tuvo una gestión marcada por las disputas con su vecino del norte. Washington rompió relaciones diplomáticas con La Habana en 1961 y el mismo año apoyó un intento fallido de una invasión anticastrista en Bahía de Cochinos.

En plena Guerra Fría —que enfrentó a la entonces Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas con Estados Unidos—, Moscú tenía desplegados misiles rusos en territorio cubano.

Los vientos de cambio en la región empezaron a soplar en 2014, el 17 de diciembre de aquel año Cuba y Estados Unidos anunciaron un acercamiento histórico, después de más de medio siglo de tensiones. Los grandes protagonistas de aquel deshielo fueron Raúl Castro y Barack Obama, líderes de Cuba y Estados Unidos, respectivamente.

El 20 de julio de 2015, restablecen sus relaciones diplomáticas y el 20 de marzo de 2016 Obama hizo la primera visita de un presidente estadounidense en el cargo desde la Revolución.

También fue anfitrión de los papas Benedicto XVI y Francisco (Fidel había recibido a Juan Pablo II en una histórica visita de 1998).

No solo eso, Raúl logró mayor presencia en el continente y gestionó la firma de la paz entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Ratificó un plan para continuar actualizando el modelo económico y “cambiar todo lo que deba ser cambiado”, consigna que el propio Fidel fijó como concepto de “Revolución”.

Fue él el portavoz de la noticia de la muerte de su hermano, el 25 de noviembre de 2016.

Raúl inició reformas para “actualizar” el modelo económico de la isla. Permitió el emprendimiento privado y una mayor apertura del país a la inversión extranjera, al tiempo que preservó los “logros del socialismo”.

Ayer, cuando se anunció que Díaz-Canel era el candidato para suceder a Raúl Castro, hubo un momento de cordialidad. Ambos estaban en primera fila de la sala y se estrecharon en un abrazo. Minutos antes habían ingresado juntos y ocupado sus asientos como diputados en el Palacio de las Convenciones de La Habana.

Tras la votación, la sesión culminó. Hoy se oficializará el resultado de la votación y Miguel Díaz-Canel asumirá el mando de la isla.

Hoy 19 de abril se recuerda la victoria en Bahía de Cochinos (en 1961, cuando tropas anticastristas fracasaron en su intento por tumbar la Revolución). El relevo está pactado. El cargo será ocupado por un hombre que nació dos años después de la Revolución.

Espere…

El pueblo confía en la Revolución

El proceso de elecciones generales desarrollado en Cuba entre 2017 y 2018 tiene importancia vital. Ha sido una contundente demostración del respaldo masivo y la confianza del pueblo en la Revolución y la democracia socialista. Significa la continuidad del proceso de transformación continua en beneficio de la sociedad, enfrentando retos, amenazas y agresiones.

La alta participación ciudadana en estas elecciones es expresión de la defensa del pueblo de su soberanía y autodeterminación. Nuestro sistema político es, sin duda, único, avalado en la decisión del pueblo de declarar irreversible el socialismo, plasmada en la Constitución. Es perfectible, pero es uno de los más democráticos del mundo.

La Asamblea Nacional del Poder Popular tendrá la responsabilidad histórica de elegir al nuevo Consejo de Estado, que no estará presidido por Raúl Castro. La próxima dirección estatal y de gobierno tendrá retos trascendentales que enfrentar, tanto en el orden económico, social e institucional, así como persistentes agresiones a Cuba y el bloqueo impuesto por Estados Unidos

En Cuba no habrá rupturas, sino continuidad de la Revolución. Veremos un cambio generacional en la dirección estatal y de gobierno, que tendrá la misión se seguir construyendo un socialismo más próspero y sostenible. Como dijera Fidel, Revolución “es cambiar todo lo que deba ser cambiado” y eso es lo que se pretende con el nuevo gobierno.

Para los pueblos de nuestro continente significará que es falsa la aseveración de que el socialismo ha fracasado y es inviable, porque Cuba seguirá defendiendo los valores en los que cree, en la convicción de que no existe fuerza capaz de aplastar la verdad y las ideas.

Para el proceso de cambio de Bolivia continuará existiendo la más indestructible hermandad y las muestras más sinceras de solidaridad e internacionalismo.   

Benigno Pérez Fernández

Es embajador de Cuba en Bolivia

Espere…

Asamblea nombró 31 cargos estatales

Los resultados de la votación se conocerán durante esta jornada

En marzo se eligió a los 605 representantes de la Asamblea Nacional de Cuba. Éstos, a su vez, tenían la tarea de elegir ayer a quienes se harán cargo de los derroteros de la isla centroamericana.

Los 31 cargos del Consejo de Estado fueron nombrados por la Asamblea Nacional. El nuevo Parlamento que se instaló ayer, mantuvo como su presidente a Esteban Lazo, en el cargo desde 2013.

El Consejo de Estado renovará a 13 de sus 31 miembros. Combatientes históricos como Ramón Machado Ventura (87) o Álvaro López Miera (76) dejan el grupo, pero permanecen Ramiro Valdés (85) y el nonagenario Guillermo García.

El momento cumbre de la cita fue cuando la diputada Gisela Duarte ante la Asamblea Nacional dijo: “Me asiste la honrosa misión, en nombre de la Comisión de Candidaturas Nacional, de proponerles para presidente de los Consejos de Estado y Ministros de la República de Cuba al compañero Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez”.

Sus palabras fueron recibidas con apoyo por los participantes en el cónclave en el Palacio de las Convenciones de La Habana. Los resultados de la votación se conocerán durante esta jornada.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia