Marcas

Tito de la Viña: ‘Fue un día fatídico para el fútbol boliviano’

El destacado periodista boliviano, Tito de la Viña, recuerda cómo vivió la tragedia de Viloco.

De la Viña en una entrevista con Marcas de La Razón. Foto: Archivo

De la Viña en una entrevista con Marcas de La Razón. Foto: Archivo

La Razón (Edición Impresa) / Marcos Bonilla / La Paz

12:19 / 12 de septiembre de 2019

Como si fuera ayer, así recuerda el periodista Tito de la Viña lo sucedido en la tarde noche del 26 de septiembre de 1969, el día que ocurrió la tragedia de Viloco, cuando el avión del Lloyd Aéreo Boliviano (LAB)  se estrelló contra la cordillera de Los Andes y ocasionó la muerte de los 74 pasajeros, entre ellos 20 miembros del club The Strongest, que un par de días antes había participado de un cuadrangular internacional de fútbol en Santa Cruz.

Han pasado casi 50 años de ese hecho luctuoso para el deporte boliviano y para el club The Strongest y don Tito, uno de los periodistas bolivianos más prestigiosos de todos los tiempos, quien rememora que fue una jornada de angustia en todo el país.

Contó que con 38 años y casi 18 ejerciendo el periodismo en ese entonces, De la Viña (La Paz, 5 de diciembre de 1931) tuvo que cubrir la noticia para la radio Altiplano y el periódico Presencia, en su calidad de responsable de Deportes.

“Fue un día fatídico para el fútbol boliviano y en especial para The Strongest, el vuelo del LAB en el que venía la delegación atigrada que había jugado en Santa Cruz no llegó nunca a La Paz”. Se sabía —según relata— que el avión había carreteado en la pista del aeropuerto del Trompillo a las 14.30 de ese día, y su arribo debía producirse a más tardar a las 16.00; pero pasadas las 17.00 el ambiente se fue llenando de dudas, preguntas y una incertidumbre total”.

  • Varias personas recogen los cuerpos en ataúdes. Foto: Club The Strongest

Recuerda también que el mismo día se produjo el derrocamiento de la presidencia del país de Luis Adolfo Siles Salinas, quien había asumido en el cargo tras la muerte del general René Barrientos Ortuño, de parte del general Alfredo Ovando Candia; “pero el rumbo de la información fue virando ante la desaparición de la nave que traía a los jugadores aurinegros desde Santa Cruz”.

Cuando el avión fue declarado en emergencia en horas de la noche “el pánico empezó a cundir en la ciudadanía, los teléfonos repiqueteaban sin cesar, preguntando detalles de lo que presumiblemente había ocurrido y todo fue temor el día sábado y también el domingo, porque recién el lunes, cuando el avión fue encontrado en el sector de La Cancha, la tragedia fue confirmada en medio de una desolación general. Los restos fueron rescatados penosamente en un área de 1.000 metros reducidos a su mínima expresión configurando un cuadro espeluznante”.

Confirmada la tragedia, dirigentes y familiares viajaron a Viloco para identificar y rescatar los cuerpos, “fue mucha gente, pero fue una tarea penosa, porque no había los medios, era muy difícil llegar al lugar y tardaron varios días”.

Don Tito, finalmente, recuerda que la mayoría de los cuerpos fueron llevados a la Catedral Metropolitana. “Eran cuadras y cuadras de hinchas y de gente para asistir al velorio”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia