Polideportivo

La revancha del lago Titicaca

Junto con Perú —que vuelve— y Argentina, Bolivia será otra vez anfitrión del Dakar en 2018, con cuatro etapas en el país. Se prevé que la carrera entre por Desaguadero.

Lago. El Titicaca brindará espectaculares imágenes durante el Dakar.

Lago. El Titicaca brindará espectaculares imágenes durante el Dakar. Foto: Luis Salazar-archivo

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

10:40 / 23 de marzo de 2017

Cuatro etapas del Dakar 2018 pasarán por Bolivia, al menos dos tendrán al lago Titicaca como escenario protagónico, una revancha después del frustrado paso este año de la carrera por ese sector.

La Amaury Sport Organisation (ASO), dueña del rally, oficializó ayer el recorrido de la edición número 40 de la carrera más dura del mundo, con la novedad del regreso de Perú luego de cinco años y la continuidad de Bolivia por quinta vez consecutiva y de Argentina por décima ocasión.

“La décima edición del Dakar sudamericano saldrá de Lima el 6 de enero y llegará a Córdoba el 20 de enero", indicó el francés Etienne Lavigne, director de la prueba, que confirmó que la partida ha sido demorada con respecto a la tradicional fecha del primer o segundo día del nuevo año.

“Se va a abordar las múltiples caras del lago Titicaca", manifestó Lavigne, en alusión al paso de la competencia por primera vez bordeando esas aguas.

Espere…

Cumpliendo la primera parte del trazado, la carrera llegará a Bolivia desde Perú por el Desaguadero, volverá a descansar en La Paz como en enero pasado y, cuando toque encarar la segunda mitad de su recorrido, otra vez pasará por Uyuni, convertido —por el impresionante recibimiento que tuvieron los competidores— en el corazón del Dakar desde 2014, para luego irse rumbo a Argentina por Tupiza y Villazón.

Aunque la ASO no anunció el recorrido detallado, que será explicado en noviembre, ha trascendido que serán 14 etapas, dos más que en la edición 2017. En el caso de Bolivia, en el país se correrán cuatro, una menos que este año.

Según datos filtrados y publicados por la prensa internacional, el 11 de enero se desarrollará la etapa Arequipa-La Paz con un paso previo por Puno.

El viernes 12 la caravana tendrá su único día de descanso en el Colegio Militar (ColMil), en la zona de Irpavi.

“Vamos a tener una exploración del altiplano sensiblemente diferente" a la de ediciones precedentes, prometió Lavigne en París, donde se realizó la presentación, unas declaraciones referidas sobre todo a las dos etapas con el total del recorrido dentro del territorio nacional.

Este año, debido a las inclemencias climáticas fue cancelada la etapa Oruro-La Paz que involucraba el paso cerca del Titicaca; para 2018, la ASO prevé que se corra a la inversa, o sea La Paz-Oruro el sábado 13.

El 14 será la etapa Oruro-Uyuni (otra vez el salar no será escenario de la competencia, tal y como sucedió en la edición de esta gestión); mientras que el Dakar se despedirá del país el 15 con el trayecto Uyuni-Salta para desembocar en la recta final en territorio argentino.

Para recibir al Dakar Bolivia deberá montar tres campamentos: el primero en La Paz, el segundo en Oruro y el tercero en Uyuni.

Pilotos nacionales valoran continuidad

Consideran que Bolivia ha ganado protagonismo gracias a la organización

Marcelo Avendaño - La Paz

Los pilotos nacionales consideran que Bolivia mantiene el protagonismo que logró este año y ello se traduce con las cuatro etapas, más el día de descanso programados para la edición 2018.

Ayer por la mañana, en París, Francia, Etienne Lavigne, director de la Amaury Sport Organisation (ASO), empresa dueña de la carrera, hizo la presentación oficial de la venidera edición, que se realizará del 6 al 20 de enero largando en Lima (Perú), pasando por Bolivia y terminando en Córdoba (Argentina).

Si bien todavía no hay un informe oficial, Bolivia tendrá cuatro etapas —una menos que este año— y un día de descanso.

La jornada de reposo será el viernes 12 de enero, luego de que la competencia ingrese al país desde Puno por Desaguadero.

El sábado 13, la prueba irá a Oruro; el domingo 14 llegará a Potosí; y el lunes 15 saldrá de Bolivia.

“Muy contento de que Bolivia vuelva a tener la jornada de descanso, eso es bueno para nosotros. Bolivia ha demostrado que tiene la capacidad de albergar un Dakar y de hacerlo bien”, señaló Rodrigo Gutiérrez, quien este año sorprendió en la categoría de autos al terminar en el puesto 16.

Wálter Nosiglia, una de las cartas más importantes que tiene el país, considera que la etapa La Paz-Oruro será la misma que debía efectuarse en enero, pero que fue suspendida por las inclemencias del tiempo.

“De Oruro a Uyuni y Uyuni a Salta tienen (espacio) para ponerle las dunas que les den la gana, está hermoso y me parece excepcional. Tienen el condimento de la altura, de la arena, lo tienen todo”, acotó el chuquisaqueño.

El piloto de autos Luis Barbery dijo que “ahora que volverá a pasar por Bolivia seguro que otra vez habrá una gran hospitalidad. Ojalá que ya no seamos 15 participantes, sino algo más para tener un equipo más fuerte. Ya es un esfuerzo familiar muy grande”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia