Polideportivo

'El Chavo' Salvatierra: ‘Entrar al país me cargó de energía y motivación’

Juan C. Salvatierra. Como un pez en el agua, el piloto boliviano de motociclismo navegó ayer en la etapa cinco disfrutando de ella. Montañas, ríos, dunas, caminos de todo tipo, estuvieron a su paso, tal como lo manda el espíritu Dakar. Ahora está en una gran posición en la clasificación general (16), con la posibilidad de crecer más cuando todavía le quedan siete etapas a la carrera.

Juan C. Salvatierra

Juan C. Salvatierra Foto: ABI

La Razón (Edición Impresa) / Kattya Valdés / Tupiza

08:37 / 07 de enero de 2017

Juan Carlos El Chavo Salvatierra fue muy cauto ayer con respecto al futuro de su participación en el rally Dakar 2017, luego de ocupar el noveno puesto en la quinta etapa corrida entre Tupiza y Oruro: “Vamos a ir día a día”, afirmó.

El piloto de Santa Cruz obtuvo su mejor resultado hasta el momento en sus siete participaciones en esta competición y además consiguió escalar al puesto 16 en la clasificación general de la categoría motos.

Salvatierra participa en las carreras Dakar desde 2011 y nunca antes había conseguido ubicarse entre los 10 mejores de una etapa.

Cuando llegó al campamento orureño ya estaba sereno. Había pasado la emoción por el gran recibimiento que tuvo en la ciudad, donde miles de personas le dieron una bienvenida que no se imaginaba.

— Es un gran puesto para este rally, Juan Carlos...

— Sí, no hay duda de ello y estoy contentísimo. Hoy (por ayer) fui noveno; ayer (por el jueves), décimo quinto; es decir, de a poco estoy cumpliendo lo que quería, que es escalar posiciones e ir descontando lo que me llevan los de adelante para acercarme a la punta.

— ¿Es su mejor participación en todas las ediciones del Dakar en las que ha intervenido?

— Claro, por supuesto, es la mejor; pero falta mucho todavía. Es una carrera que la estoy tomando día a día y no me preocupo de lo que va a pasar. Cada día me despierto y me concentro en el día a día, en lo que será esa etapa. No pienso en otra cosa porque sería desviar mi atención y no es eso lo que quiero.

— ¿Haber hecho la mejor etapa histórica para pilotos bolivianos en motos dentro del país representa algo especial?

— Sí, porque el hecho de entrar a territorio nacional me cargó de energía y de motivación. Además, el apoyo del público ha sido muy importante, muy bueno, lo seguirá siendo en las etapas que vienen y estoy muy agradecido con todos.

— ¿Cuál fue la base del éxito para que le haya ido bien en esta jornada en particular?

— No bajar los brazos, esforzarse durante todos los kilómetros de la carrera. Hubo lugares duros, los hay todos los días, pero uno tiene que saber asimilarlos y seguir adelante. También es vital, a diario, todo el entrenamiento que hicimos durante todo un año. Ese sacrificio nos está dando sus frutos ahora.

— ¿Cómo se desarrolló esta quinta etapa? ¿Influyó que fuera recortada por el mal tiem po? 

— Con normalidad porque hasta la mitad de la carrera, en todo lo que se corrió, no había llovido, en toda esa parte estuvo muy bien; además, fue una etapa muy linda para navegar: empezamos en las montañas cerca de Tupiza, después bajamos a ríos, pasamos por dunas, por varios caminos, hubo de todo, hubo mucha dificultad, pero eso es lo que se busca en el Dakar.

— ¿Y lamentó la baja de uno de sus amigos, Wálter Nosiglia?

— Claro que sí, estoy muy triste por lo de Wálter, quien además venía ganando la carrera y eso era algo i-nédito; sin embargo, hay que agradecer a Dios de que su abandono no se deba a un accidente, no fue eso lo que lo ha sacado sino una falla mecánica. Él no salió lastimado, eso es lo bueno. De fierros y carreras habrá más, pero la vida es lo que vale más y felizmente él está bien.

— Debe ser feo abandonar y mucho más en una buena situación en la carrera. Una vez usted tuvo que hacerlo por una lesión en su muñeca, ¿se acuerda?

— Así es, es muy frustrante porque uno se prepara, trabaja mucho, se dedica, invierte tiempo y dinero, mucha engería, todo el año es para llegar a esta carrera, y cuando pasan cosas así es realmente frustrante; pero como dije la vida continúa, habrá otras carreras Dakar y, como yo lo hice, Wálter también podrá tomarse la revancha.

— ¿Cómo encarará la sexta etapa rumbo a La Paz?

— Como he venido haciéndolo: me levanto, me preparo y lo doy todo; así va a seguir siendo.

— ¿Este resultado le permite pensar en escalar posiciones lo más posible en la clasificación general, incluso soñar?

— Ese es el objetivo, escalar posiciones cada día todo lo que se pueda, esforzarme para ello, buscar eso. En los últimos días, gracias a Dios, se está logrando. Hoy los bolivianos ya somos protagonistas y más bien la máquina no tiene ningún problema y está rindiendo bien.

— ¿Qué sintió en la meta de Oruro por tanta gente que lo recibió?

— Fue increíble, de verdad. Muchas gracias a la gente. Año tras año no deja de sorprenderme y emocionarme. Todos los bolivianos nos podemos sentir orgullosos de lo que hacemos en esta carrera. Ahora, lo que nos queda a los competidores es tratar de mejorar en la carrera para retribuir todo este cariño.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia