Marcas

Ajustó el engranaje y recuperó la memoria

La Razón (Edición Impresa) / Óscar Dorado

11:07 / 24 de junio de 2019

Rescató parte de su esencia al disponer de dos referencias de ataque para Messi. Agüero y Martínez aportaron consistencia y peso específico de área. De Paul acompañó correctamente y, por si algo hacía falta, lo provocó Bassam Hisham con un grosero error en salida, cuando apenas transcurrían 4 minutos. El del Inter italiano, enchufado, no desaprovechó semejante obsequio.

Así, Argentina —mejor estructurada para encarar la necesidad de victoria— sacó a flote la tarea, equivalente, además, a la clasificación.

Qatar sintió en demasía quedar abajo por una falla tan aguda. Se desdibujó. Y si bien es cierto que a través de pelotazos largos y velocidad creó cierto peligro, ello tuvo que ver en mayor medida con los problemas que continuó denunciando el equipo albiceleste en su defensa, particularmente nerviosa. Acaso más por lo que estaba en juego que en razón a la potencialidad del adversario.

Y así como perfectamente pudo producirse una diferencia mayor en el primer tiempo (Agüero y Otamendi rondaron opciones de convertir) tampoco habría extrañado en demasía la igualdad de los asiáticos, sobre todo cuando Al Haydos optó por ser incisivo al llevarse por delante a Saravia en más de una ocasión. Muy cerca del descanso, en un balón quieto ante el que la barrera se abrió, Qatar se aproximó al empate.

Si algo diferenció al plantel de Scaloni en relación a actuaciones pasadas radicó en una dosis de aplomo que no apareció cuando debió remontar marcadores adversos. No es que el de ayer, en Porto Alegre, constituyera un desempeño extraordinario, pero si se toma como referencia lo que mostró frente a Colombia y Paraguay hubo mejoría, fundamentalmente en el desequilibrio que sus jugadores pueden configurar a partir de la seguridad en sí mismos.

Al margen, el oportuno ingreso de Marcos Acuña —reemplazó a Giovani lo Celso— permitió mayor grado de quite y asociación con Leandro Paredes en mitad de cancha.

Estaba al caer el tanto de Agüero. Demoró hasta los 37’ del complemento, pero antes el del City trabajó para ser siempre un ícono de descarga por parte de Messi, que gozó de ciertas libertades en el arranque desde tres cuartos, pero rindió por debajo de lo que de él se espera. El debut de Paulo Dybala (intervino en la jugada del segundo gol) no desentonó y Argentina dio la impresión de afianzarse en la medida que el aval del triunfo y el transcurrir del tiempo descomprimían su delicada circunstancia competitiva.Deberá mejorar. De eso no cabe duda. Se las verá en Río de Janeiro con Venezuela que ya mostró —individual y colectivamente— la realidad de su progreso.

Los zagueros laterales, por citar uno de los rubros en déficit, casi no pasan a campo contrario. Quizás debido al temor de quedar mal parados. Ayer lo mejor en materia ofensiva se elaboró por el centro. Una y otra vez el camino se localizó en ese sector, seguramente porque la disposición de dos hombres de área tentaba a priorizar las asistencias en el callejón del medio. Funcionó cuando hacía falta que ello ocurriera, pero con un oponente de mayores atributos las variantes tendrán que multiplicarse.

Suele afirmarse que algunos cuadros crecen tras superar la fase de grupos, cuando les toca protagonizar los mano a mano. Es factible que a ello contribuya el bálsamo de haber cumplido los deberes iniciales, aunque solo se trata de una expresión futbolera, sin demasiadas columnas reales de sustento.

El catorce veces campeón atesora recursos irrebatibles. Precisa de una coherencia de funcionamiento más emparentada con la cotización de sus fichas. Ante Qatar algo de dicha obligación despuntó. No en volumen extraordinario, sí con la suficiente medida para desbaratar los fantasmas del descalabro, en pro de conservar las credenciales de candidato lógico y habitual.

* Periodista.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia