Fútbol

Vladimir Soria: ‘No hay que ser cobarde en la vida’

Asegura que no sabe cuál será su futuro, si seguirá o no en el fútbol

El ayudante de Bolívar Vladimir Soria después de la agresión.

El ayudante de Bolívar Vladimir Soria después de la agresión. Pedro Laguna.

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz

02:21 / 24 de octubre de 2014

El segundo entrenador de Bolívar tiene doble fractura de tabique, tras pelear con Rudy Cardozo el miércoles por la noche, antes del partido con San José en el estadio Hernando Siles. Aseguró que él aguantó que el futbolista dijera cosas de su familia otras veces. Lamentó que hubiera sido atacado por la espalda.

— ¿Qué pasó?

— No me sucedió ni cuando era jugador, es la primera vez que me pasa en los cerca de 30 años en los que estoy en el fútbol. Nunca tuve este tipo de incidente ni siquiera con un jugador contrario, menos con un compañero de equipo. Se han dicho muchas cosas, que yo levanté a su familia. Si fuera así, yo debí reaccionar miles de veces por las barbaridades que (Rudy Cardozo) dijo de mi familia, en especial de mi hija, me decía “suegro”, me decía lo que supuestamente le iba a hacer, pero nunca reaccioné.

— ¿Cómo ocurrió el incidente?

— Veníamos en el bus desde el hotel de concentración hacia el estadio, entonces ellos (los jugadores) estaban escuchando música atrás, yo iba adelante, y sobre lo que escuchaban música empezaron a insultarme, a decir cosas ofensivas; y ya cuando llegamos al estadio yo también le contesté (a Cardozo), le dije una palabra y ahí quedó. Pero cuando iba transitando la zona de la puerta hacia el camarín, en el primer salón del vestuario sentí un empujón  desde atrás, porque yo estaba con la mochila colgada, me di la vuelta y empecé a sentir golpes, entonces por instinto reaccioné para defenderme y en eso cayó mi mochila, la pisé y resbalé, no llegué a caer totalmente al suelo, creo que apoyé las manos en el piso, y sentí un golpe muy fuerte, pensé que era un puñete por abajo, pero varios me dijeron que fue un puntapié muy violento. Pudo tener otras consecuencias, no solamente la doble fractura de la nariz, porque en primera instancia se pensó que incluso había fractura de cráneo. Felizmente la radiografía descartó aquello, eso fue lo que pasó.

A mí me duele la cobardía; si le dolió lo que le dije, yo me aguanté las barbaridades que él había dicho de mi familia, me aguanté por no hacer ningún tipo de problemas. Y lo que más me dolió fue la reacción por la espalda; si él quería otra cosa, debía decirme y si era pelear hacerlo de frente, no había problema, pero de frente, no por la espalda, mucho menos cuando te estás cayendo al suelo y recibes un puntapié en el rostro.

— ¿Es verdad que todo comenzó con una broma?

— Yo no iba a declarar nada, porque lo que pasó en el camarín queda en el camarín, esos son los códigos del fútbol, por más que me hubiera roto la nariz iba a quedar así, pero ya salió a decir otras versiones y hay que aclararlas. Que yo falté a su familia, entonces yo debí haber reaccionado antes por las barbaridades que habló de la mía, siempre me callé porque lo que pasa en el vestuario siempre hay que dejarlo en el vestuario.

— ¿Te causó sorpresa o extrañeza que hubiera sido tomado en cuenta para el banco de suplentes y encima juegue tras lo ocurrido?

— Bueno, yo no decido aquello, pero todavía no se había aclarado cómo habían pasado las cosas, no se habló absolutamente nada, porque en ese momento salí hacia el médico para que me atendiera, a ver qué tenía.

— ¿Hablarás con los dirigentes?

— Sí, seguramente, pero no le guardo rencor a nadie, ése es mi lema, por ello no hice ninguna denuncia. Cuando él insultó a mi familia, no reaccioné como él reaccionó, pero bueno, son situaciones que pasan en el fútbol.

— ¿Te apoyó el equipo?

— Me enviaron mensajes varios jugadores brindándome todo su apoyo, así que les agradezco a todos.

— La afición también se enojó con Cardozo por lo que te pasó… 

— Sí, agradezco a toda la gente que me apoyó por las redes sociales, hubo muchísimo apoyo. Yo no soy una mala persona, siempre he sido compañero, buen amigo, por eso no levanté ninguna denuncia. Podía haber sentado una denuncia, asistir al forense, hacer los trámites por la gravedad del caso, pero no  hice absolutamente nada, tampoco lo voy a hacer, no quiero perjudicar a nadie y ésa es mi manera de actuar.

— ¿Qué ha dicho tu familia?

— Sufrió bastante. Mis hijos, mi esposa, son los que más han sufrido por la gravedad del caso, porque pudo ser algo mayor, pudo pasar cualquier cosa, porque hubo un momento en que no pude ni respirar.

— ¿A qué reflexión te conduce lo sucedido?

— No sé, no sé, pero no hay que ser cobarde en la vida. Si quieres enfrentar a alguien, enfréntalo de frente.

— ¿Vas a seguir ligado al fútbol?

— No sé lo que pasará, hablé con el profesor Xabier Azkargorta y él me dio todo su apoyo.

— ¿Cardozo se disculpó?

— Sí, me llamó por teléfono para disculparse.

Cardozo admite  que ‘fue  un error’

El jugador de Bolívar Rudy Cardozo le pidió disculpas al segundo entrenador, Vladimir Soria, por el grave incidente que protagonizaron ambos el miércoles por la noche en el estadio Siles, cuando se trenzaron a golpes antes del partido frente a San José.

Por esa agresión, Soria fue trasladado de inmediato a una clínica e intervenido quirúrgicamente por una doble fractura del tabique nasal; mientras Cardozo fue suplente y jugó en la parte final del cotejo, e hizo el sexto tanto de la goleada (6-1) sobre el cuadro santo.

“De un juego pasó a algo mayor. Discutimos. Yo no permito que ofendan a mi familia. Por eso reaccioné y sé que hice mal. Fue un error”, declaró Cardozo ayer. “Lo llamé (a Soria), me disculpé y él también reconoció que se equivocó”, agregó.

Cardozo tomó contacto con Soria el mismo miércoles por la noche. En un encuentro ayer con los periodistas —a quienes pidió no grabar su declaración— admitió estar consciente de que puede ser sancionado por el club. “No hablé aún con ningún dirigente, lo voy a hacer y veremos qué pasa”.

Aclaró que antes de lo ocurrido nunca tuvo algún altercado con Soria ni existían diferencias entre ambos, y dijo que “es la primera vez que me sucede algo así, más aún con alguien del cuerpo técnico”. Enterado de las declaraciones que hizo Soria, aseguró a varios medios que no lo atacó por la espalda; además, que en ningún momento faltó a la familia del exfutbolista.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia