Marcas

Bolívar fue más que solo un 2 a 0

Al equipo alterno de la Academia le bastó y sobró jugar a media máquina, no necesitó ser gran cosa y aun así fue demasiado rival para un Guabirá pobre, cuya única propuesta fue la de defenderse, a ver si lograba mantener el cero.

William Ferreira festeja uno de los dos tantos que anotó para la Academia ante Guabirá. Foto: Miguel Carrasco

William Ferreira festeja uno de los dos tantos que anotó para la Academia ante Guabirá. Foto: Miguel Carrasco

La Razón Digital / Ramiro Siles / La Paz

07:20 / 05 de marzo de 2018

Bolívar le ganó a Guabirá 2-0, ayer en Miraflores, con goles de William Ferreira en el debut liguero del uruguayo esta temporada, y conservó en solitario el primer lugar de la tabla de la Serie A, aunque en lo futbolístico la diferencia fue mucho más grande y por ello el resultado pudo —debió— ser más amplio.

Al equipo alterno de la Academia —sin la mayoría de sus titulares— le bastó y sobró jugar a media máquina, no necesitó ser gran cosa y aun así fue demasiado rival para un Guabirá pobre, cuya única propuesta fue la de defenderse, a ver si lograba mantener el cero o no perder por mucho, sin aspirar a otra cosa.

Luego de unos 25 minutos aburridos, en los que la pelota circulaba pero lejos de los arcos, la Academia por fin tomó el control y empezó a generar juego ofensivo que de a poco fue poniendo contra las cuerdas al azucarero.

Su mejor argumento fue ir por las bandas, así logró abrir la cerrada pose defensiva de su rival, y las ocasiones de gol se sucedieron a partir de una escapada de Erwin Saavedra, quien mandó un centro y Ferreira, con un fuerte disparo, provocó la primera atajada del golero Luis Cárdenas.

Con más frecuencia, Bolívar comenzó a internarse en el área de Guabirá como Pedro por su casa y el gol fue madurando, hasta que a los 33’ llegó el 1-0: un gran toque de Mauricio Prieto entre líneas habilitó a Edemir Rodríguez y el centro de éste lo definió bien Ferreira.

En ese primer periodo, Guabirá habrá llegado dos veces, una con un remate de lejos de Mojica que atajó el golero Jacsson y otro con un centro ante el cual el arquero brasileño salió tan mal, que pudo ser la jugada del empate si la pelota no sorprendía al azucarero que llegaba al segundo palo.

Un accionar en alza de Martin Smedberg Dalence —en una posición algo más adelantada que la habitual— merecía un premio en la segunda parte, pero en dos ocasiones el golero se quedó con la pelota.

Guabirá fue amarrete para ir al frente porque lo que quería era evitar ser goleado, entonces no tuvo jugadas de peligro salvo algún disparo de lejos, por ejemplo de Mateo Zoch.

Poco después de saltar al terreno, Juan Miguel Callejón —que refrescó la ofensiva académica— pudo hacer su gol desde un tiro libre, pero Cárdenas sacó la pelota del ángulo izquierdo; aunque después el español protagonizó la jugada para el segundo tanto, bajó el balón impulsado desde su área por el golero Jacsson, se fue para adentro y habilitó a Ferreira, quien con un movimiento de cintura quedó solo frente al golero y lo liquidó poniendo el 2-0 a los 27’.

El uruguayo estuvo a punto de hacer el tercero, pero su disparo no encajó en el marco después de una jugada que habían compartido Jaime Arrascaita y Erwin Saavedra vaciando la defensa.

Ferreira hace dos en su reaparición

Condenado al banco de suplentes desde la recta final del año pasado, William Ferreira jugó ayer por primera vez en 2018 y su reaparición luciendo la camiseta celeste no pudo ser mejor, convirtiendo —lo que más sabe hacer en la cancha— los dos goles de la victoria sobre Guabirá.

“Ya en la parte final del torneo anterior no era tomado en cuenta. Creo que son más de dos o tres meses desde las última vez que entré a la cancha. Lo que quería era volver a jugar y se dio por fin”, dijo ayer el uruguayo.

Un disparo suyo, después de un pase de Erwin Saavedra, despertó a la adormilada afición académica en Miraflores. De milagro no fue gol, gracias a la impecable atajada del guardameta Luis Cárdenas.

Fue la carta de presentación del atacante académico en el partido, quien luego tuvo otras chances de las cuales embocó un par.

A los 33 minutos de la parte inicial definió solo luego de un pase de Edemir Rodríguez y a los 27’ de la segunda, tras una magnifica cesión de Juan Miguel Callejón, hizo apenas un movimiento de cintura para dejar en el camino a su marcador y cuando enfrentó al arquero lo liquidó con un disparo bajo.

“Gracias a los compañeros que me asisten en el partido”, declaró luego, reconociendo la labor de los otros futbolistas que participaron en esas jugadas.

Estuvo a punto de hacer un tercer tanto, pero esta vez el arquero le cerró bien.

Los dos goles fueron un mensaje al técnico Vinicius Eutropio. El brasileño ya sabe que tiene más pólvora en el banco de suplentes.

(05/03/2018)

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia