Marcas

Chino, el ciclista minero que brilla en Sorata

La pasión que siente por el ciclismo no solo se limita al ámbito deportivo, sino también al laboral, ya que es guía en una agencia de turismo que hace recorridos en bicicleta.

Julio César Chino con su traje de minero y su bicicleta acompañado por su mascota Udi. Foto: Julio Chino

Julio César Chino con su traje de minero y su bicicleta acompañado por su mascota Udi. Foto: Julio Chino

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Avendaño / La Paz

12:05 / 12 de septiembre de 2019

Julio César Chino Catunta (Sorata, 13 de febrero de 1994) se coronó hace más de dos semanas pentacampeón en el Descenso del Edén, prueba en la que se impuso con su primera y única bicicleta de downhill (descenso), que la adquirió hace nueve años con los ahorros de su trabajo en las minas.

Sobre una Kona Stynki —el modelo de su bicicleta— Julio dominó en las cinco ediciones de esta prueba que se caracteriza por ser veloz y tener sectores bastante técnicos.

“Estoy muy feliz por todo esto. Es una experiencia maravillosa y no me la esperaba porque es difícil correr con mi bicicleta, ya que cuesta tener una buena bici, pero pese a ello sigo adelante”, señala el nacido en Sorata.

Adquirió su bicicleta a base de un duro trabajo en las minas, ya que necesitaba dinero para poder costearse una especializada en downhill.

“A los 13 años comencé a interesarme en las bicicletas. Antes me gustaba el fútbol, pero luego vi que este es un deporte muy sano y extremo, lo cual me llamó mucho la atención. Recuerdo que a esa edad me compré una bici normal a 70 bolivianos, ya que no tenía dinero para más”, cuenta el pedalista.

“Comencé a manejarla y un par de años después, con unos amigos, veíamos cómo eran las competencias de Jacha Avalancha —una de las pruebas ciclísticas más importantes del país— e intentamos hacer su recorrido, pero no sabíamos cómo, hasta que un día nos topamos con el estadounidense Travis Gray, quien tenía unas bicis profesionales y hacía impresionantes saltos. Le hablamos y le dijimos que nos cuente cómo se maneja”, detalla.

Desde ese instante tomó la decisión de comprarse una bicicleta especializada. Averiguó y la más barata era de 10.000 bolivianos. “Empecé a trabajar en una mina que está a tres horas y media de Sorata, con la Comitiva Ingenio Limitada. Trabajaba ocho horas al día, todos los días por tres meses. Con el sueldo que me pagaban y el oro que encontré pude comprarme la bici”, relata el pedalista que en ese entonces tenía 16 años y aprovechó las vacaciones de fin de año para conseguir dinero.

Luego se dedicó a entrenarse para participar en diferentes pruebas, entre las que destacan sus cinco primeros puestos en el Descenso del Edén, además de haber brillado en el Jacha Avalancha.

“Si pudiera me compraría otra bicicleta, pero no me da el dinero para ello, así que sigo con mi primera bici y aun así me sirve de mucho”.

  • Lidera el podio de la competencia Descenso del Edén. Foto: Cristhian Cazas

Es guía en una agencia de turismo

La pasión que siente Julio César Chino por el ciclismo no solo se limita al ámbito deportivo, sino también al laboral, ya que es guía en una agencia de turismo que se encarga en hacer recorridos en bicicleta por Sorata y sus alrededores.

“Estoy en la agencia Sorata Extreme Biking, que se dedica a hacer diferentes tours con bicicleta. Trabajo ahí año y medio”, indica Julio.

Tiene dos funciones en la agencia: “la parte mecánica, en la que se debe arreglar las bicis, ver que estén en perfecto estado, solucionar los pinchazos de los neumáticos, revisar los frenos y todo el sistema de tecnología que hoy en día hay. Todo esto con el tiempo fui aprendiendo y ahora me dedico a eso”, explica.

Mientras que su segunda labor es “el tour con los extranjeros que desean hacer un recorrido por Larecaja, Sorata y otros lugares. Como sorateño tengo el conocimiento de todos esos lugares y por eso los acompaño como guía en todo el camino”.

Para ello también tuvo que aprender inglés, idioma que habla en un 50% y por eso pasa clases en la actualidad para mejorar.

En el año y medio como guía en la agencia tuvo la oportunidad de llevar a varios europeos y “los más exigentes son los suizos y alemanes, ellos son más expertos en el descenso y me piden que vayamos por buenos lugares, que sean complicados, entonces tengo que cumplir con sus expectativas”.

Como ya sabe las características que se necesitan para manejar una empresa de este tipo, apunta a tener su propia agencia, “es el sueño que tengo para el futuro”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia