Marcas

La Roma obra el milagro ante un desconocido Barcelona

Ante un Barça muy gris y que apenas creó peligro, los romanos voltearon la eliminatoria con los goles del bosnio Edin Dzeko (6), Daniele de Rossi de penal (58) y del griego Kostas Manolas (82).

Celebración de la Roma tras dejar en el camino al Barcelona español por la Liga de Campeones

Celebración de la Roma tras dejar en el camino al Barcelona español por la Liga de Campeones Foto: EFE

La Razón Digital / AFP / Roma

18:40 / 10 de abril de 2018

La Roma dio la gran sorpresa de los cuartos de final de la Liga de Campeones al derrotar al Barcelona por 3-0 y levantar la eliminatoria (4-1 en la ida) para clasificarse este martes a semifinales de la competición.

Ante un Barça muy gris y que apenas creó peligro, los romanos voltearon la eliminatoria con los goles del bosnio Edin Dzeko (6), Daniele de Rossi de penal (58) y del griego Kostas Manolas (82).

El equipo romano se clasifica para las segundas semifinales de su historia, tras hacerlo en 1984, un año en el que alcanzó la final y perdió en los penales el título contra el Liverpool en el Olímpico de Roma.

El equipo entrenado por Ernesto Valverde, que soñaba con el triplete tras tener prácticamente sentenciada la Liga y jugar la final de la Copa del Rey, jugó probablemente el peor partido de la temporada ante un rival que ya había demostrado en el Camp Nou un nivel de juego que no se correspondió con la abultada derrota por 4-1.

"La Roma ha hecho un gran partido y hay que felicitarles. No hemos sido capaces de meternos dentro del juego", declaró el técnico barcelonista Ernesto Valverde, que no rehuyó su responsabilidad: "Soy el responsable del equipo, el que hace la alineación, los cambios, y el que plantea la temporada".

El Barcelona comenzó el partido tratando de controlar el balón para evitar los ataques de la Roma, pero se encontró con un equipo italiano que salió a presion muy alta y sorprendiendo por las bandas, con Alessandro Florenzi y Aleksandr Kolarov.

La altura y el juego aéreo de Edin Dzeko y Patrick Schick también dieron muchos problemas a los azulgranas, que a los seis minutos encajaron el primer tanto, con un pase en largo de Daniele de Rossi que protegió bien el delantero bosnio y batió en la salida a Marc André Ter Stegen.

Dzeko, una pesadilla

Lejos de reaccionar, el Barcelona siguió sufriendo las embestidas romanas, que pudo haber ampliado el marcador con dos cabezazos de Schick (14 y 29) y una jugada en la que Gerard Piqué evitó in extremis el disparo de Kolarov al borde del área pequeña (26).

Un Barça desconocido apenas podía enlazar jugadas de ataque y el mayor peligro llegó en dos faltas al borde del área que Messi envió fuera (10 y 40).

La Roma, en cambio, estuvo a punto de marcar de nuevo antes del descanso, en un centro de Florenzi cabeceado por Dzeko, pero Ter Stegen metió la mano en la escuadra para desviar la pelota a córner (37).

La fisonomía del partido no cambió tras la pausa y en otra jugada de Dzeko, el bosnio fue derribado dentro del área y el árbitro señaló un penal que transformó en el segundo gol 'il capitano' De Rossi (58).

Ese segundo gol dio alas a una Roma que solo necesitaba otro tanto para consumar la remontada.

Héroe Manolas

Alentados por el Olímpico, los romanos siguieron presionando y estuvieron cerca del tercero, primero con un remate de Radja Nainggolan que paró Ter Stegen (68) y después con un cabezazo de De Rossi que salió rozando el palo (70).

No fue hasta el minuto 74 del partido, con una jugada de Messi, cuando el Barcelona remató por primera vez con peligro al arco de Alison.

Pero la Roma no cejó en su empeño y en otro centro de Florenzi, Stephan El Shaarawy remató de forma acrobática y Ter Stegen salvó bajo palos (80).

Fue el anticipo de lo que llegó dos minutos después, en un córner desde la izquierda en el que Manolas se adelantó a la defensa y cabeceó en el primer palo al fondo de la red.

Con la eliminatoria perdida, el Barça se lanzó a por el milagro encomendándose a Messi. El argentino protagonizó un par de jugadas, pero en esta ocasión no fue suficiente y el equipo azulgrana queda fuera de la Liga de Campeones.

"Es duro para todos, para el club, para los jugadores, para la gente. Hemos fallado otra vez en esta competición", reconoció el capitán Andrés Iniesta.

En cambio, el técnico romano Eusebio di Francesco se mostró eufórico: "Tenemos que pensar en Kiev", dijo en referencia a la ciudad que albergará la final del torneo el próximo 26 de mayo.

El técnico destacó la "agresividad" y el "pressing" de su equipo y alabó que los jugadores adoptasen su mentalidad: "Yo creía (en la remontada), lo dije ayer. La expresión 'no tenemos nada que perder' la detesto". (10/04/2018)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia