Marcas

Luis Galarza: ‘Soy un fanático del Tigre porque me hice aquí’

Llegó al Tigre en 1969, tras la tragedia de Viloco (26 de septiembre), y permaneció hasta 1986. Después siguió su carrera en Always Ready, Wilstermann, Bolívar, Independiente Petrolero de Sucre y Blooming. También jugó en la selección nacional.

La Razón (Edición Impresa) / Marcos Bonilla / La Paz

08:30 / 19 de junio de 2019

Luis Esteban Galarza es uno de los ídolos de todos los tiempos de The Strongest. Fue campeón como jugador y también como entrenador.

Llegó al Tigre en 1969, tras la tragedia de Viloco (26 de septiembre), y permaneció hasta 1986. Después siguió su carrera en Always Ready, Wilstermann, Bolívar, Independiente Petrolero de Sucre y Blooming. También jugó en la selección nacional.

Dirigió a varios clubes, entre ellos The Strongest, Bolívar y Real Potosí, donde permaneció por muchos años.

El jueves volvió a La Paz después de mucho tiempo, se alojó en el Complejo y quedó impresionado por cómo cambió la ciudad y también el predio del Tigre en Achumani.

— Eres una leyenda viva del club, ¿lo tomas así?

— No sé, lo que sé es que soy fanático del Tigre porque me hice aquí, vine muy joven, cuando tenía 18 años. Recuerdo que Freddy Valda era el técnico y le dijo a don Rafo (Mendoza, el presidente más grande de la historia del club), que me tenían que trabajar, me tenían que enseñar y después, durante 15 años The Strongest no iba a necesitar arquero. Me quedé 17 años, jugué mucho tiempo, fui campeón como jugador y entrenador. El Tigre me dio todo.

— El año pasado se cumplieron 40 años del primer título de la Liga y no estuviste, ¿por qué?

— Me mandaron los pasajes, pero se me hizo muy difícil venir porque estaba en Sucre. Supe que vino (Jorge) Lattini, estaba Juan Peña, Mario Algarañaz, Mario Concha, Víctor Montoya, estaba la mayoría, lo sentí mucho, porque tengo infinidad de recuerdos lindos.

— ¿Cuántos títulos tienes con el Tigre?

— Cuando se jugaban los torneos de la AFLP fueron varios. En la Liga como jugador fui campeón en 1977 y en 1986. Como técnico, el título en el segundo torneo de 2004.

— ¿Y esta vuelta a La Paz?

— Hace dos años estuve de pasada, vine para la inauguración de la iluminación, pero me fui de inmediato.

— Ahora que te quedas unos días, ¿cómo has encontrado todo aquí?

— Totalmente cambiada, me encontré con una ciudad moderna, me fui al teleférico, me gustaron los puentes Trillizos, después bajé por Obrajes, Achumani, todo está muy lindo, además encontré al Complejo muy cambiado, la concentración está muy linda. Cuando llegué (1969) e incluso hasta unos años después todo era tierra, era ripio. Veníamos en micro a entrenar y para pasar el río ponían árboles, troncos, como puente. Por muchos meses no practicamos porque la mitad de la cancha se la comía el río.

— ¿Ustedes vieron cómo se empezó a hacer, a levantar el Complejo?

— Algo ya había, porque se empezó a hacer en los 70, creo, y vimos cómo avanzaba. Estuve en la inauguración del estadio en 1986. Recuerdo que antes don Rafo venía y me decía: ‘allá vamos a poner la cancha, aquí va a ser la cancha de básquetbol, aquí la de fulbito’ y, la verdad, yo me reía. Me decía ‘cómprate un terreno’, había terrenos baratos. El único que compró creo que fue Lucho Iriondo, después nadie porque salía agua por todo lado. Y mira ahora cómo está, hay que tener ojo para esto.

— ¿Ustedes hubieran querido tener una concentración como la de ahora?

— La he estado recorriendo, tiene sala de estar, un comedor, gimnasio, tiene todo. Si nosotros hubiéramos contado con este predio, todos los años salíamos campeones.  Aquí no falta nada, a nosotros nos faltaban muchas cosas.

— ¿Qué opinas de que Pablo Escobar es ahora el técnico del equipo?

— Yo le deseo lo mejor a Pablo, es muy buen chico, ha sido muy buen jugador y como técnico ojalá que gane todo en The Strongest. La dirigencia que venga tiene que respaldar a Pablo, por lo menos hasta diciembre. No es bueno cortar los procesos; aunque la dirigencia aquí es así: pierdes dos partidos y tienes que irte. Cuando Real Potosí era Real Potosí y estaba Samuel Blanco hicimos un buen trabajo porque nos respaldaron durante ocho años.

— ¿Qué opinas de la selección nacional?

— Hay que dejar que Eduardo Villegas haga su trabajo, es un técnico ganador.  La Copa América es importante, pero también hay que pensar en las eliminatorias.

— ¿Y del cambio generacional que realiza Villegas?

— Está muy bien, nuestro fútbol necesita un recambio de jugadores, nuevos aires.

— ¿Cómo ves a los arqueros de la selección?

— Ahora hay muy buenos arqueros, de los que están en la selección todos tienen muy buenas condiciones, pero antes era igual. Carlos Lampe, por ejemplo, tiene buena estatura, un mano a mano importante porque sale a achicar y cubre todo, también se acomoda bien bajo los tres palos, pero tiene problemas en las salidas.

— A propósito de arqueros, los Galarza fueron una dinastía...

— No podíamos jugar con los pies porque éramos muy malos (se ríe). Mi hermano Arturo, quien ya falleció, y su hijo Rolando fueron arqueros. Mis hijos Sergio y Luis me siguieron los pasos, pero no Marcelo, él es arquitecto.

Perfil

Nombre: Luis Galarza Mayereger.

Nacimiento: Asunción 26 de diciembre de 1950. Naturalizado boliviano desde 1973.

Hijos: Sergio, Marcelo y Luis

Trayectoria: The Strongest, Always Ready, San José, Wilstermann, Bolívar, Independiente Petrolero de Sucre y Blooming (como jugador); Destroyers, Bolívar, Wilstermann, The Strongest, Blooming y San José (como técnico).

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia